Waldspirale (Darmstadt, Alemania)
16 abril 2015
12:13 AM ET

10 de los más hermosos jardines elevados del mundo

Por Jack Davidson, para CNN

(CNN) - Los jardines elevados están en aumento y están escalando mucho más rápido que la glicina sobre los más modernos edificios de apartamentos y hoteles de lujo.

Sin embargo, la mayoría de estos proyectos son privados, por lo que únicamente son accesibles para aquellos con buenas conexiones.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Las esperanzas para contar con un paraíso en lo alto fueron planteadas por el jardín elevado "Walkie Talkie" en Londres, el cual fue noticia cuando inauguró el "jardín de techo más alto de Europa" a principios de este año.

Lamentablemente, la plataforma de observación es más rocalla que parque elevado, aunque cuenta con un fantástico sitio de observación a 560 pies (170 metros) sobre la ciudad.

Para obtener una verdadera experiencia de selva urbana que oxigenará tu alma, estos son 10 de algunos otros jardines elevados frondosos y verdes.

ACROS (Fukuoka, Japón)  

Elevándose como una pirámide inca abandonada y llena de maleza fuera del centro de Fukuoka, el edificio ACROS de 14 niveles fue diseñado por el arquitecto argentino Emilio Ambasz.

Cada nivel revela maravillas naturales que normalmente se encuentran en el bosque, desde estanques brillantes hasta cascadas.

Todo el proyecto contiene más de 50.000 plantas y árboles.

Cuando los visitantes se dirigen hacia arriba, pasan por un gran atrio, el cual se extiende en un semicírculo de paneles de vidrio. Dentro de estos se encuentran espacios de exposiciones, tiendas, oficinas y una sala de conciertos.

ACROS Fukuoka, 1-1-1 Tenjin, Chuo-ku, Fukuoka, Japón; +81 092 725 9111; los horarios de apertura varían, por lo general de 9 a.m. a 6 p.m., los fines de semana y días festivos de 10 a.m. a 4 p.m.

Rockefeller Center Roof Gardens (Nueva York)  

Aunque este por lo general no está abierto al público, no podíamos dejarlo fuera de la lista ya que es el arquetipo de los jardines urbanos, inspirando a propiedades como Kensington en Londres y Kaiser de Oakland a seguir su ejemplo.

Los reconoces de inmediato debido a películas como "El hombre araña" (2002) y "Los cuatro fantásticos" (2005); los jardines del Rockefeller Center Roof Gardens abrieron sus puertas en 1935 y cuentan con cinco terrazas diseñadas por el arquitecto paisajista pionero Ralph Hancock.

Todo el proyecto fue terminado en dos años y se requirieron 3.000 toneladas de tierra, 500 toneladas de ladrillos, 100 toneladas de piedra, 2.000 árboles y arbustos.

En ocasiones agregan los jardines del Rockefeller Center Roof Gardens como parte del fin de semana del Open House de Nueva York... vale la pena estar pendiente en caso que estés en Nueva York del 17 al 18 de octubre.

La alternativa es reservar un evento... los banquetes nupciales son particularmente populares.

Rockefeller Center Roof Gardens, 620 Quinta Avenida, en la 50th Street, Nueva York; +1 212 593 9499  

Namba Parks (Osaka, Japón)  

Los visitantes suben de forma gradual luego de elegir un camino entre los desprendimientos de rocas y matorrales, sobre arroyos y bajo las cascadas, conscientes de los acantilados que caen en el cañón de abajo.

En la cima pueden disfrutar de la vista... y ahí es cuando, de pronto, todo el paisaje te invade.

No hay cordilleras, ni ríos o valles muy profundos... este es Namba Parks, un centro comercial en el centro de Osaka, la ciudad más grande de Japón.

Diseñado por el icónico arquitecto estadounidense Jon Jerde y terminado en el 2003, este pasto de varios pisos camufla las brillantes boutiques donde los ciudadanos a la moda vienen a relajarse y divagar.

Incluso hay una parcela para cultivar hortalizas.

Namba Parks, 2-10-70 Nambanaka, Naniwa-ku, Osaka-shi, Osaka, Japón; +81 6 6644 7100; abierto todos los días, de 11 a.m. a 9 p.m.

Kaiser Roof Garden (Oakland, California)  

El industrial Edgar Kaiser en realidad puso el "parque" en el estacionamiento... o, mejor dicho, arriba del mismo.

El originario de Oakland, California, estaba tan enamorado del jardín de techo del Rockefeller Center de Nueva York que construyó un enorme jardín de techo de 14.100 metros cuadrados arriba de sus propias oficinas centrales, las cuales llevan el mismo nombre, en la década de 1960.

Más parece el Central Park que un estacionamiento; su "fuente de agua" en realidad parece más un pequeño lago con fuentes y un puente de madera.

Los céspedes se extienden desde el borde del agua hasta los bordes arbolados, haciendo que sea lo suficientemente grande para un juego de fútbol sala.

Mejor aún, cualquier persona puede visitarlo... solo tienes que pulsar "RG" en uno de los ascensores del estacionamiento.

Kaiser Roof Garden, 300 Lakeside Drive, Oakland, California; +1 510 834 3575; abierto de lunes a viernes, de 8 a.m. a 5 p.m.

Kensington Roof Gardens (Londres)  

Esta grandiosa terraza verde en el distrito londinense de Kensington es el "Downton Abbey" de los jardines de techo.

Creado por el paisajista galés Ralph Hancock de 1936 a 1938, este espacio de 6.000 metros cuadrados está lleno de fuentes, frondas de palma y de helechos, flores e incluso flamencos.

Hancock importó roca de Pensilvania y sembró 500 especies de plantas para llenar tres espacios temáticos de los jardines: español, inglés y Tudor.

Siete de los árboles originales se conservan hasta el día de hoy.

Kensington Roof Gardens, 99 Kensington High Street, Londres; +44 0207 937 7994; los paseos son gratuitos, pero vale la pena llamar con anticipación para reservar ya que a menudo alquilan los jardines para eventos privados.

High Line Park (Nueva York)  

Desplazarse hasta el Lado Oeste de Manhattan nunca ha sido tan fácil; literalmente, es un paseo en el parque gracias al High Line Park.

La zona verde aérea pasa a lo largo de una sección del ferrocarril del Lado Oeste de Nueva York, rediseñada en 2006, y lleva a los caminantes y corredores a 1,5 millas (2,3 kilómetros) del distrito de Meatpacking, a través de Chelsea, hasta el West Side Yard.

El parque es un homenaje a la flora silvestre que coloniza la línea del ferrocarril después de que fue abandonada en la década de 1980.

Hay tumbonas, prados, arroyos que fluyen en hilo y vistas cinematográficas del río Hudson.

High Line Park, Nueva York; +1 212 500 6035; abierto todos los días de 7 a.m. a 7 p.m. en invierno y de 7 a.m. a 11 p.m. en el verano  

Barbican Conservatory (Londres)  

El Barbican en Londres es el hogar del centro artístico más grande de Europa, su sala para conciertos, teatro y galerías conocidas por exhibir lo mejor en cultura contemporánea.

Sin embargo, menos conocido, incluso a para quienes lo frecuentan, es el enorme invernadero que se encuentra en el techo.

Dividido en dos niveles, este es el segundo invernadero más grande de Londres, después de Kew Gardens, y es un santuario para más de 2.000 variedades de plantas tropicales y residentes exóticos como tortugas y carpas koi.

Barbican Conservatory, Silk Street, Londres; +44 20 7638 4141; abierto todos los domingos y días festivos, de 11 a.m. a 5 p.m., la entrada es gratuita  

Waldspirale (Darmstadt, Alemania)  

Los jardines de techo son, por naturaleza, diferentes.

Sin embargo, algunos se destacan como el Waldspirale en Darmstadt, Alemania.

Terminado en el 2000, el edificio de apartamentos y su terraza en la azotea fueron el broche de oro en la carrera de uno de los artistas más famosos de Austria, Friedensreich Hundertwasser, un hombre que creía que las líneas rectas eran las "herramientas del diablo".

Fiel a su estilo, su obra Waldspirale ("círculo del bosque") huye de la arquitectura convencional.

Esta rampa en forma de U de un edificio está cubierta con arbustos, pastos e "inquilinos de los árboles" (como Hundertwasser los llamó), ya que rodea en espiral 12 pisos hacia una cafetería donde los visitantes pueden disfrutar de una cerveza weissbier y admirar los peculiares entornos.

Waldspirale, 64289 Darmstadt, Darmstadt, Hesse, Alemania; +49 06151 2815755  

Gardens by the Bay (Singapur)  

Todos hemos oído hablar de las ciudades jardín, pero ¿cómo sería una "ciudad en un jardín"?  

Eso es precisamente en lo que Singapur ha prometido convertirse.

Con la apertura de Gardens by the Bay en el 2012, eso no está muy lejos.

Una especie de parque temático hortícola, la atracción principal del Gardens by the Bay es el Bosque Nuboso, uno de los dos enormes invernaderos que predominan en el borde del Marina Reservoir de Singapur.

Encerrado dentro del mismo se encuentra una torre de 35 metros de altura de vegetación exótica, envuelta en niebla, y la cascada de interior más alta del mundo.

Los visitantes toman un ascensor hasta el borde de las cascadas, antes de descender mediante pasarelas a través de nueve zonas de hábitat tropical.

Alrededor de la estructura del bosque hay una arboleda de superárboles... torres de 50 metros de altura, con apariencia extraña, que también cuentan con senderos colgantes elevados entre las mismas, desde donde se obtiene una vista de los jardines por encima de las copas de los árboles.

Gardens by the Bay, 18 Marina Gardens Drive, Singapur; +65 6420 6848; abierto todos los días de 5 a.m. a 2 a.m., entrada gratuita; para reservar los boletos para el Bosque Nuboso, visita gardensbythebay.com; abierto todos los días, de 9:00 a.m. a 9:00 p.m.

Torre Guinigi (Lucca, Italia)  

A pesar de ser el hogar del compositor de ópera Puccini, Lucca es la estrella no reconocida de las ciudades de la Toscana, opacada por la majestuosidad renacentista de Florencia y la perfección palio de la Siena medieval.

Pero cuando se trata de jardines, los otros no pueden competir.

La pieza central de Lucca es la Torre Guinigi, la cual puedes reconocer de inmediato por su corona de encinas, plantada como una declaración de la nobleza de la familia Guinigi a finales de la década de 1300.

Actualmente, el dosel que se conserva proporciona sombra para el sol del Mediterráneo, la cual se agradece en especial después del prodigioso ascenso hasta llegar allí.

Torre Guinigi, Via S. Andrea, Lucca, Italia; +39 0583 583086; abierto de 9:30 a.m. a 4:30 a.m., durante todo el año; los boletos para ingresar a la torre cuestan 4 euros  


Secciones: Viajes y Turismo