10 abril 2015
12:07 AM ET

El Gatopardo en Panamá

Por Camilo Egaña, CNN

(CNN Español) - El vizconde Alexis de Tocqueville fue un historiador francés que, en el siglo XIX, se atrevió a hablar de sociedad civil, siendo como era, bisnieto de Luis XVI. Creía que entre la libertad y la igualdad, el hombre debía apostar por la igualdad para propiciar el cambio social.

En Panamá, por estos días, se sigue hablando de igualdad y de civilidad, pese al encontronazo – golpes e insultos incluidos-, entre varios miembros de la delegación oficialista de Cuba y algunos exiliados de ese país. Lo vamos a contar en detalle en un par de minutos.

 Para unos, la trifulca ha sido vergonzosa; para otros, una muestra del gatopardismo político cubano.

 ¿Se acuerdan de “El gatopardo”, la novela de Giuseppe Tomasi di Lampedusa? ¿Recuerdan el diálogo entre Tancredi y su tío Fabrizio? "Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie". "¿Y ahora qué sucederá?, pregunta el tío y Tancredi responde: "…una de esas batallas que se libran para que todo siga como está".

Desde que en 1958 se publicó “El gatopardo”, suele decirse que un político es "gatopardista" o "lampedusiano" cuando anuncia reformas y se limita a rasgar la superficie del poder sin tocar la esencia misma de ese poder.

Me pregunta un televidente si los enfrentamientos entre cubanos en Panamá forman parte de una situación gatopardista. Sería terrible, porque aunque la esperanza siempre reverdece, esperar otros 50 años para dialogar sería demasiado.


Secciones: Latinoamérica