9 abril 2015
11:11 PM ET

Dilma Rousseff a Venezuela: "Que suelten a los presos"

(CNN Español) - “Nosotros no creemos que la oposición debe ser encarcelada, a menos que haya cometido un delito”, afirmó la presidenta de Brasil Dilma Rousseff en relación a Venezuela en una entrevista con Patricia Janiot en CNN en Español.

Si bien hasta el momento la mandataria había evitado pronunciarse sobre la situación política de su socio en el Mercosur y aclaró que como presidenta de Brasil no podía opinar sobre temas internos de Venezuela “por respeto a la autodeterminación de ellos”, en esta ocasión sí marcó la diferencia existente entre el trato que recibe la oposición en ambos países.

“Hoy tenemos un interés absoluto para que haya una liberación mayor, que suelten a los presos, que no haya niveles de violencia en las calles. Yo no manifiesto como presidente de la República opinión sobre esto, yo aquí te digo que aquí no encarcelamos”, le contestó Rousseff a Janiot cuando le pidió definiciones sobre la encarcelación de los líderes opositores venezolanos Antonio Ledezma y Leopoldo López.

 

Aunque también aclaro: “No creemos que sean correctas las medidas de boicot que segregan al país”.

En Brasilia, y previo a su viaje a la Cumbre de las Américas que se desarrollará en Panamá, la mandataria sostuvo: “Aquí en Brasil protestan y nadie lo ve como algo anormal. Es una conquista del pueblo”.

Pero además, en tono más personal, agregó: “Para mí es un orgullo principalmente por el hecho de que yo participé en la resistencia democrática. Yo sé lo que es tortura, sé lo que es la prisión ilegal, sé lo que es arbitrio, yo lo viví, no es que lo escuché”.

Rousseff también destacó la posición unánime de la Unasur, a pesar de la diversidad ideológica de los estados que la integran. “Todos los países tuvieron una posición común, que yo considero fundamental: la defensa de la democracia y de los procedimientos democráticos. Dentro de Unasur siempre buscamos que el orden no se interrumpiera. Nosotros no estamos de acuerdo con nada que trate de romper el orden democrático, provenga de cualquier lugar”.

Desde el Palacio de Planalto, Rousseff remarcó que durante las protestas que la oposición venezolana comenzó en febrero de 2014, Unasur veló, junto con el nuncio apostólico del Vaticano, para que las manifestaciones sean “absolutamente normales” e hicieron tratativas para concretar una mesa de negociación entre el gobierno de Maduro y la oposición.

“Si usted mide la eficacia por el hecho de que no hubo ningún golpe en Venezuela, yo creo que fue muy eficaz, porque no hubo una ruptura en el orden democrático en aquel momento en que estuvo amenazada”, destacó Rousseff en esta entrevista.

La mandataria también se refirió a la crisis económica que enfrenta Brasil y de las medidas de ajuste encaradas por su gobierno, que despertaron importantes protestas y marcaron una fuerte caída de la imagen de la presidenta, a tan solo tres meses de haber comenzado su segundo mandato.

Temas:
Secciones: Brasil