8 abril 2015
09:08 PM ET

Rousseff defiende respuesta de su gobierno a escándalo de corrupción en Petrobras

(CNN Español) – La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, defendió la respuesta de su gobierno al escándalo de corrupción en la empresa petrolera estatal Petrobras, la cual está siendo investigada por la Corte Suprema y por el Congreso tras descubrirse una enorme trama de corrupción.

Según la investigación, de 2005 a 2012 ocurrió la mayor parte de los casos de sobornos a partidos, arreglos de precios y dádivas políticas

Rousseff dijo en entrevista con Patricia Janiot que fue precisamente el ministerio público el que descubrió lo que ocurría en Petrobras.

"Nosotros lo descubrimos porque la policía federal y el ministerio público federal descubrieron que personas comercializaban ilegalmente el dólar", dijo la presidenta a CNN en Español.

"Cuando aprehendieron a estas personas, se descubrió que uno tenía un vínculo con un directivo de Petrobras y fue la forma en que jalamos el hilo y descubrimos toda la estructura de sobornos", afirmó.

Luego de que se revelara que como parte de dicha trama, dinero público fue a dar a partidos políticos, Rousseff dijo que tiene "la certeza" de que su partido, el Partido de los Trabajadores, no fue uno de ellos.

LEE: Rousseff anuncia reforma política en medio del escándalo de corrupción en Petrobras.

"Si dinero de soborno llegó a alguien, esa persona será responsable. Yo estoy segura que mi campaña no tuvo dinero de sobornos", dijo durante la entrevista. "Cualquier ciudadano brasileño debe de rendir cuentas, yo rendí cuentas al tribunal electoral, presenté mis cuentas que fueron auditadas y fueron aprobadas", agregó.

En marzo pasado, el expresidente ejecutivo de la compañía, José Sergio Gabrielli, declaró al Congreso que no había forma de que Petrobras descubriera la trama de corrupción, debido a que todo se trató de "acciones individuales", reportó la agencia Reuters.

Al menos dos exejecutivos de Petrobras y exmandos medios de Gabrielli han admitido que pagaron sobornos a partidos políticos y recibieron dádivas, pero según el expresidente ejectivo, dichas acciones fueron realizadas a título personal.

La compañía también es investigada por sobrefacturar en varios proyectos, como en el caso de la refinería Abreu. Aunque el Congreso pidió suspender el financiamiento a la refinería en 2009, el gobierno del entonces presidente Luiz Inácio Lula Da Silva, vetó la medida a recomendación de su entonces jefa de Petrobras y actual presidenta Rousseff.

El escándalo de corrupción ha afectado a la popularidad de Rousseff. Recientemente más de un millón de personas salieron a las calles para solicitar su renuncia, en tanto que la semana pasada una encuesta de la firma Ibope señaló que 9 de cada 10 brasileños desaprueban su gestión.

Las investigaciones de la policía contra Petrobras se iniciaron desde hace año y medio. Producto de ello, se ha detenido a cinto exaltos mandos de la petrolera y a varios ejecutivos de otras empresas.

La Corte Suprema investiga paralelamente a 50 políticos, quienes se beneficiaron del desvío de recursos, algo que presuntamente ocurría desde hace una década.

Temas: , ,
Secciones: Brasil • Crimen • Política