El Servicio Secreto de EE.UU. enseña a Malia Obama a conducir
8 abril 2015
07:30 AM ET

El Servicio Secreto de EE.UU. enseña a Malia Obama a conducir

Por Alexandra Jaffe

WASHINGTON (CNN) — Los agentes del Servicio Secreto tienen uno de los trabajos más difíciles en Washington: se espera de ellos, si es necesario, que arriesguen sus vidas para proteger al presidente y a su familia.

Pero... también han tenido que enseñarle a una adolescente a conducir.

La primera dama Michelle Obama reveló esta semana que su hija mayor Malia, de 16 años de edad, aprendió a conducir por las clases que le dio el Servicio Secreto y de cuando en cuando maneja afuera de la Casa Blanca por su cuenta.

“El Servicio Secreto (le enseñó), de hecho, por eso mismo no me dejan entrar al auto con ella”, dijo Obama a la conductora Rachel Ray en una entrevista que saldrá al aire el jueves.

Lee: Michelle Obama pone a bailar a todos en la Casa Blanca

Es algo bueno también, dijo la primera dama mientras le confesaba a Ray que no había manejado en siete u ocho años, y que admitió previamente esta semana que había olvidado cuestiones básicas.

Durante la entrevista de la mañana en Live! With Kelly and Michael  (¡En vivo! Con Kelly y Michael), Obama dijo que cuando Malia le pidió un consejo sobre como estacionarse en un lote público, la primera dama no estaba segura de qué contestar.

“Apenas lo sé ahora, tuve que consultarlo con otras fuentes”, dijo.

Obama dijo que si bien Malia está normalmente acompañada por elementos de seguridad, ha manejado por su cuenta.

“Ella siempre tiene seguridad a su alrededor. Pero para que ella aprenda a manejar, tiene que hacerlo por su cuenta. Así que una vez que tenga el permiso legal para que ella maneje por sí misma, ella subirá en su propio coche”, dijo ella.

Permitir que Malia conduzca es parte de los esfuerzos que como padres realizan, tanto Barak como Michelle Obama, para que sus hijas tengan una vida lo más normal posible, a pesar de sus inusual crianza.

“Manejar para Malia, creo, le da un sentido de normalidad, como el resto de sus amigos que lo hacen. Y mis hijos tienen que aprende


Secciones: Estados Unidos