Obama tilda de "insensatas” promesas de candidatos sobre acuerdo con Irán
7 abril 2015
03:06 PM ET

Obama tilda de "insensatas” promesas de candidatos sobre acuerdo con Irán

Por Jeremy Diamond

Washington (CNN) — El presidente Barack Obama calificó de "insensatas" las promesas de quienes podrían ser los candidatos presidenciales para 2016 en cuanto a anular el acuerdo nuclear que está siendo finalizado con Irán.

Obama le respondió a Scott Walker, gobernador de Wisconsin, quien prometió la semana pasada retirar a Estados Unidos de un acuerdo nuclear con Irán el primer día de su mandato... esto es, si decide postularse como candidato y es elegido. Walker se encuentra casi en la cima del reciente sondeo de votos entre los posibles candidatos presidenciales republicanos.

"Sería tomar un enfoque insensato y, sabes, tal vez el Sr. Walker, después de que haya tomado un tiempo para ponerse al tanto sobre la política exterior, pensará de la misma manera", dijo Obama en una entrevista con NPR publicada el martes.

El exgobernador de Texas, Rick Perry, también un posible contendiente republicano, tomó la misma posición que Walker el lunes, jurando "invalidar" el acuerdo de Irán como "una de mis primeras acciones en el cargo" si fuera elegido presidente.

Walker contraatacó el martes en un comunicado a CNN, criticando a Obama por el "fracaso de su liderazgo".

Sin embargo, Obama dijo que confía en que su sucesor no retire a Estados Unidos de un acuerdo internacional con Irán, que involucra no solo a Estados Unidos, sino a cinco de las principales potencias mundiales... los otros cuatro miembros del Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania.

"Y, sabes, estoy seguro de que cualquier presidente que sea elegido estará lo suficientemente bien informado sobre la política exterior y contará con los conocimientos suficientes sobre las tradiciones y precedentes del poder presidencial como para no cuestionar la capacidad de la rama ejecutiva de Estados Unidos para llegar a acuerdos con otros países", dijo Obama.

Según dijo Obama, revertir ese precedente no solamente sería "envalentonar a nuestros enemigos" sino que sería problemático para las relaciones de Estados Unidos con sus aliados.

Los republicanos y algunos demócratas en el Congreso están pidiendo la supervisión del Congreso sobre el acuerdo final con Irán y se espera que el Senado vote sobre un proyecto de ley que requeriría que Obama lleve a cabo el acuerdo por medio del Congreso. Sin embargo, Obama ha insistido en que el Ejecutivo tiene el poder para alcanzar el acuerdo por sí solo y se ha resistido a las peticiones del Congreso.

Un voto en el Congreso sobre el acuerdo de Obama con Irán podría destruir el mismo. Los republicanos en el Congreso, quienes se oponen vehementemente al acuerdo marco negociado, poseen la mayoría en ambas cámaras del Congreso.


Secciones: Estados Unidos • Noticias