Viajando por Colombia
6 abril 2015
06:07 PM ET

10 cosas que debes saber antes de visitar Colombia

Por Justin Calderon, para CNN

(CNN)  - Hubo una época en la que pocos viajeros visitaban Colombia, cuando el país era sinónimo de capos de la droga, y cuando si escuchabas a alguien hablar inglés en la calle, seguramente era un miembro de la Infantería de marina estadounidense.

Lo que Colombia era en ese entonces —un país de conflicto y cárteles— ha desaparecido en gran medida, y ha sido reemplazado por una capital rejuvenecida en Bogotá y por una cultura resistente que se niega a ser arrastrada por aquellos días oscuros.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Las premoniciones y los estereotipos deberían ser descartados antes de visitar este país sudamericano que ofrece paisajes espectaculares. Colombia hoy en día es mucho más que el terrible legado de Escobar o su famoso café andino... aunque definitivamente tendrás en tus manos una taza de café durante tu viaje.

A continuación encontrarás algunos aspectos importantes para tener en mente antes de visitar el país que tiene la tercera mayor población de hispanohablantes del mundo (alrededor de 46 millones), después de México y España.

1. Medellín oficialmente es la ciudad más innovadora del mundo  

Las tres construcciones de color negro de la Biblioteca España de Medellín sobresalen en una ladera de la montaña llena de pequeñas casas de ladrillo, y resaltan en medio de un mar de casas sencillas.

La Biblioteca España, cuya construcción se completó en 2007, se ha convertido en una tarjeta de presentación para la ciudad revitalizada. Este es solo uno de los ejemplos que hizo que el Urban Land Institute, con sede en Washington, la designara como la "Ciudad más innovadora del año" de 2012 en una competencia que fue patrocinada por el Wall Street Journal y Citi.

El Metrocable, un sistema de transporte tipo teleférico sirve para conectar a la biblioteca y el área de los alrededores con la ciudad; se trata de un enfoque novedoso para abordar la pobreza al nivel de sus raíces.

"Medellín es una ciudad que trabaja arduamente para contarle al mundo sobre sus capacidades y difundir sus impresionantes oportunidades turísticas", dijo María Claudia Lacouture, presidenta del grupo comercial Proexport Colombia.

No más estereotipos de la cultura de drogas, por favor.

2. Los estereotipos de la cultura de drogas son falsos y ofensivos  

Olvídate de tus ideas de una tierra cubierta de cocaína que aún está perdida en los días de la banda de Escobar.

Si bien los residentes de Medellín pueden recordar cómo crecieron en un campo de batalla, donde incluso en los recorridos a la abarrotería debían evitar ser víctimas de la violencia, Colombia ya no es un paraíso para los mafiosos.

Algunas comunidades rurales aún consumen hoja de coca, y el té de coca es una bebida que se reserva para los turistas, pero sugerir que Colombia no ha salido de su ignominioso pasado se considera ignorante e irrespetuoso.

Colombia ha perseverado, aunque desafortunadamente también lo ha hecho la guerra de las drogas, acercándose un poco más a su mercado final: la frontera entre Estados Unidos y México.

3. Debes apreciar la vista de Bogotá desde Monserrate  

Toda gran ciudad tiene un mirador perfecto desde donde se puede apreciar su inmensidad. Para Bogotá, ese mágico lugar es Monserrate.

Ubicado en una montaña que domina la ciudad, Monserrate alberga una iglesia donde los peregrinos visitan un santuario dedicado al Señor Caído.

Desde la cima, la inmensa extensión de hormigón de color gris y rojo de Bogotá absorbe el verde valle que la enmarca; la vista pone en perspectiva la inmensa proporción de esta megaciudad.

Para llegar a Monserrate, puedes tomar un teleférico aéreo, un funicular, o puedes hacer el ascenso a pie.

4. La seguridad ha mejorado radicalmente  

Desde que las controvertidas políticas implementadas en 2006 por el expresidente Álvaro Uribe animaran a los grupos paramilitares a "desmovilizarse" después de su conflicto con las guerrillas comunistas, la situación de seguridad en Colombia ha mejorado increíblemente.

La nueva imagen del país ha dado lugar a un aumento en el turismo, y ahora los viajes en autobús (en rutas selectas) son considerados seguros para los extranjeros.

Es común ver personal militar en puestos de control en las afueras de las ciudades, pero una vez más, esta es una mejora que representa el control que el gobierno tiene en el país.

5. Los verdaderos colombianos beben café tinto  

Colombia es sinónimo de café, así que no es ninguna sorpresa que haya tanta demanda por la bebida matutina, que legiones de mujeres recorren las ciudades colombianas para servirla.

A primera vista, podría parecer que estas mujeres están preparadas para eliminar plagas, pero sus equipos móviles no están diseñados para exterminar insectos, sino para servir café.

Un verdadero colombiano, como seguramente lo escucharás, toma el café negro, lo que se conoce como tinto.

6. Las salsotecas son mejores cuando hay calor y sudor  

¿Qué es Colombia sin salsa? No es Colombia.

Los principiantes pueden tomar clases de salsa para familiarizarse con los pasos básicos. Quienes no puedan recibir clases formales encontrarán que los colombianos son personas cálidas, incluso más cuando bailan. La mayoría estarán encantados de enseñarte algunos pasos introductorios en el momento si eres lo suficientemente encantador.

7. Los pueblitos son los destinos favoritos para visitar durante el fin de semana  

Distintos pueblitos adornan el campo colombiano, los cuales muestran un pasado colonial y un encanto antiguo que no se deja ver en las ciudades.

Desde casi cualquier centro urbano colombiano es posible viajar a los pueblitos por carretera, lo que hace que sea fácil hacer una visita de fin de semana.

Fuera de Bogotá, Guatavita es un pequeño pueblo cerca de la laguna de Guatavita, el cual ofrece vistas idílicas de las pequeñas casas que ejemplifican la campiña de Colombia.

8. Nada es más colombiano que el aguardiente  

Si buscas un trago fuerte, una botella de 6 dólares de aguardiente es la manera más colombiana de obtenerlo.

Todos los departamentos (regiones administrativas) de Colombia tienen autorización para producir su propio aguardiente, una bebida con un volumen de alcohol del 60%.

No hay celebración colombiana sin aguardiente.

¿Quieres algo incluso más propio del lugar? El inolvidable guayabo (jerga colombiana para la resaca) de aguardiente.

9. El clima en Colombia varía mucho  

Colombia podrá estar ubicada en el ecuador, pero eso no significa que debas dejar tus guantes y tu suéter en casa.

Bogotá y Medellín se encuentran en tierras altas tropicales, y puede hacer frío en dichas ciudades por la noche, especialmente en Bogotá, donde las gruesas chaquetas y las bufandas son la norma durante todo el año.

Sin embargo, visita la costa alrededor de Cartagena, y te sofocarás.

Esta variedad de climas se refleja en la composición cultural de Colombia. Los lugareños se presentan en tantas variedades como el clima; no hay un único aspecto para un colombiano.

10. Cali es la ciudad de la salsa  

Los activos femeninos que desafían la gravedad en los clubes nocturnos de Cali se proyectan a tal grado que no pueden ser pasados por alto... la intensa ciudad de la salsa es famosa por sus pistas de baile llenas de talento y sexualmente dinámicas.

Quienes buscan una experiencia más sutil pueden empezar con una viejoteca, donde hay más baile como tal, menos drama físico y no tantos bebedores descabellados.

Artículo publicado originalmente en 2013. Actualizado en abril de 2015.

 


Secciones: Colombia • Viajes y Turismo