5 abril 2015
02:42 PM ET

Pascua: la relación entre la tradición cristiana, la 'luna de sangre' y el conejo

Por Ben Brumfield, CNN

(CNN) — La Pascua es la piedra angular de la fe cristiana, pero está rodeada de cuestiones interesantes.

La fecha conmemora que Cristo terminara su misión de salvación mediante su crucifixión y resurrección. Al morir el Viernes Santo, Jesús se sacrificó por los pecados de otros y al elevarse el Domingo de Resurrección, conquistó la muerte.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Una razón sencilla y suficiente para la celebración de los cristianos.

LEE: Francisco pide terminar con la violencia y la opresión en su mensaje de Pascua

Pero, así como Navidad cuenta con su árbol, ornamentos y Santa Claus, la Pascua tiene elementos periféricos: un conejo y sus huevos de colores. Contrario a la Navidad, no cae el mismo día cada año, pero llega durante la primavera y se relaciona con algunos eventos cósmicos.

¿Es coincidencia que la luna roja que se vio recientemente haya caído en Pascua? (No).

Este es un viaje desde el Vaticano hasta Tierra Santa, alrededor de la luna y el eje terrestre, por Alemania y hasta Estados Unidos que busca explicar la compleja fecha que llamamos Pascua. Y aprender a colorear los huevos de Pascua con Kool-Aid.

Comencemos con el Vaticano.

La misa de Pascua y el Urbi et orbi

En el Vaticano, Semana Santa comienza con el Domingo de Ramos y termina con la misa del Domingo de Pascua, con múltiples celebraciones que conmemoran la última semana de Cristo como mortal.

Jesús entró a Jerusalén montado en un burro el Domingo de Ramos, donde las masas lo reconocieron como el Mesías y pusieron hojas de palma a su paso. Pero la multitud y los romanos se volvieron contra él en una semana, de acuerdo con la Biblia, lo que llevó a su crucifixión y resurrección.

La lluvia cayó sobre los fieles reunidos en la Plaza de San Pedro este domingo para atender los servicios religiosos del papa Francisco. El pontífice se tomó un momento para hacer un pedido en su mensaje del urbi et orbi.

Francisco lamentó el sufrimiento de la gente en los conflictos mundiales. Desde Nigeria hasta Sudán del Sur, de Iraq a Ucrania, deseó el fin a la violencia.

Francisco no lo puso en el aire. Esta semana lavó los pies de los creyentes: una mujer, un pecador y ungió los pies de Jesús con aceite.

LEE: 5 cosas que no sabías sobre Jesús

Vayamos a Jerusalén, lugar de nacimiento de la Pascua.

Celebraciones en el Calvario y la tumba

La iglesia del Santo Sepulcro en el antiguo Jerusalén unifica el lugar donde Jesús fue crucificado (el Calvario) y su tumba. El domingo, católicos y cristianos armenios celebraron ahí su resurrección.

Esta mañana, el arzobispo de Jerusalén entró en la basílica. Los demás llegaron en procesión.

Pero un largo grupo de indígenas cristianos no se unió a ellos. Todavía no es Pascua en Tierra Santa para los cristianos ortodoxos orientales. Ellos celebrarán hasta la próxima semana porque toman la fecha de un calendario diferente, el juliano.

Eso nos lleva a la pregunta de por qué la astronomía es utilizada para determinar la fecha del domingo de Pascua.

El equinoccio de primavera, la luna y la Pascua

Una luna roja apareció en el cielo el sábado, justo entre el Viernes Santo y el Domingo de Pascua. ¿Fue una coincidencia?

No por completo, debido a que las fechas del Pésaj —la festividad judía que conmemora la liberación de la esclavitud de los hebreos en Egipto— y Pascua se determinan por las fases de la luna, de acuerdo con el sitio timeanddate.com.

La Pascua se relaciona con el Pésaj porque Jesús fue crucificado cerca de esas fechas, de acuerdo con la Biblia.

Muchas festividades judías, incluida el Pésaj, caen en luna llena, lo que es un requisito previo para un eclipse lunar, evento que le confiere a la luna el tono rojo.

Como las fases lunares no cuadran con la órbita terrestre (que es la forma en que determinamos la duración de un año), la fecha del Pésaj no está fija, ni tampoco la de la Pascua.

Reglas confusas en la Iglesia

Cuando los obispos cristianos se reunieron en el Consejo de Nicaea en el año 325, hicieron una regla que determina la fecha de Pascua, así como su cercanía con el Pésaj.

Caería el primer domingo luego de la primera luna llena después del equinoccio de primavera. Eso es el día de marzo donde el día y la noche tienen la misma duración.

Pero... si la luna llena cae en domingo, la Pascua debe ser retrasada una semana. ¿Es confuso? Se puso peor.

Cuando el Occidente pasó del calendario juliano al gregoriano, los cristianos ortodoxos no se movieron, lo que resultó en dos fechas distintas para Pascua.

En 1997, el Consejo Mundial de Iglesias pidió un método unificado para determinar fechas basadas en los eventos astronómicos. No resultó.

Pero algunas de las tendencias surgieron después de la Edad Media, como la del conejo y los huevos.

El conejo de Pascua y los huevos

Esta criatura que pone huevos es una figura pagana que adora a la luna. Por lo menos esa es una de las nociones de su origen, pero probablemente no sea el verdadero.

Los inmigrantes alemanes la llevaron a Estados Unidos en 1700.

Los historiadores alemanes no tienen claro sus orígenes, pero la primera mención al conejo y a los huevos fue hecha en 1682.

El profesor de medicina Georg Franck von Frankenau describió en su texto De ovis paschalibus (Sobre los huevos de Pascua) una costumbre en la región de Alsacia donde se involucraban huevos y un conejo, de acuerdo con la televisión alemana.

También se da crédito a la región por inventar, sin saberlo, el concepto de árboles de Navidad.

Pero von Frankenau no tiene explicación sobre cómo inició la tradición, lo que llevó a muchas teorías en Alemania.

Una idea común: Durante la Cuaresma, las personas se abstenían de comer huevos, pero las gallinas seguían poniéndolos, así que los granjeros los hervían para preservarlos.

Para cuando Pascua acababa, tenían un exceso de huevos y debían descubrir qué hacer con ellos cuando la festividad llegara. Jugar a esconderlos, colorearlos y darlos para regalos.

Los padres pudieron haber inventado al conejo para explicar de dónde venían los huevos.

Tomar el Kool-Aid

Si vas a colorear huevos este año, aquí hay un tip interesante. En lugar de llenar tu casa con aroma a vinagre, usa Kool-Aid, recomienda el bloguero Grant Thompson.

Al parecer, sirve. Solo vierte un paquete en un vaso con agua caliente y mete los huevos. Se volverán tan coloridos como con cualquier otra tintura vegetal.

Pero ten cuidado porque mancha todo lo demás, como ropa, advierte Thompson. Por eso tu lengua cambia de color cuando lo bebes.

¡Feliz Pascua! ¡Feliz Pésaj!


Secciones: Noticias