3 abril 2015
10:06 PM ET

EE.UU. espera que tema de sanciones a Venezuela no domine la agenda en Panamá

(CNN Español) – Estados Unidos espera que la crisis por la que atraviesan las relaciones con Venezuela no domine la Cumbre de las Américas que se realizará la próxima semana en Panamá, declaró este viernes la subsecretaria de Estado de Estados Unidos para América Latina, Roberta Jacobson.

La funcionaria dijo que el presidente Barack Obama acudirá a la cumbre para aprovechar el foro y abordar intereses comunes y no para discutir sobre las sanciones impuestas a funcionarios venezolanos acusados por Washington de violar los derechos humanos.

La diplomática afirmó durante un evento en el Centro de Estudios Brookings que Estados Unidos no es el origen de los problemas por los que atraviesa Venezuela.

"Las palabras son importantes, y el tono con que se dicen esas palabras. El tono que están usando ahora los líderes (latinoamericanos) demoniza a Estados Unidos como si fuera la fuente de los problemas de Venezuela, cuando no lo somos, y esto nos dificulta avanzar de una manera pragmática", sostuvo.

"Me decepcionó que no hubiera más países que defendieran que (las sanciones) no eran para dañar a los venezolanos o al gobierno venezolano en su conjunto", explicó la diplomática, que insistió en que su gobierno se alejó de cualquier tipo de injerencia en la crisis del país caribeño durante mucho tiempo.

Los países latinoamericanos han mostrado en diversos foros, como la Unión de Estados Sudamericanos (Unasur) o la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) su oposición a la acción ejecutiva firmada por Obama, en la que además se califica al país sudamericano como una "amenaza nacional" para Estados Unidos.

Posible encuentro de Obama con Castro

En cuanto a un encuentro entre Obama y el presidente cubano, Raúl Castro, la diplomática sostuvo que es evidente que existirá algún tipo de "interacción" entre los dos líderes, aunque no quiso especificar si mantendrán una reunión bilateral.

Ambos países anunciaron en diciembre pasado la normalización de las relaciones diplomáticas tras décadas de distanciamiento.

"Habrá un contacto y será útil que podamos tenerlo para continuar el trabajo, abrir embajadas y avanzar en nuestra relación", apuntó la subsecretaria en referencia a la presencia de Cuba por primera vez en una cumbre de este calado.

Jacobson, que reiteró que la normalización total de las relaciones entre los dos países "llevará años", indicó además que no por esta nueva postura hacia La Habana Estados Unidos va a renunciar a defender los estándares democráticos y de derechos humanos en los que cree.