Descansa tranquilo, Japón: no hay signos de invasores espaciales
3 abril 2015
03:23 PM ET

Descansa tranquilo, Japón: no hay signos de invasores espaciales

Por Euan McKirdy

(CNN) — El videojuego clásico "Space Invaders" fue desarrollado en Japón a finales de la década de 1970... y ahora sus homólogos en la vida real son el tema de un ferviente debate político en los pasillos del poder de Japón.

Por suerte, los japoneses pueden dormir tranquilos en sus camas esta noche, ya que un alto funcionario militar del gobierno reveló con seriedad que la Fuerza Aérea de Autodefensa (ASDF, por sus siglas en inglés) del país nunca había encontrado un objeto volador extraterrestre no identificado.

En respuesta a una pregunta del extravagante Antonio Inoki, quien pasó de ser un exluchador a un legislador, el ministro de Defensa Gen Nakatani le dijo a la Dieta, el parlamento de Japón, que hasta el momento, sus aviones nunca se habían encontrado con algún ovni del espacio exterior.

"Cuando la Fuerza Aérea de Autodefensa detecta indicios de un objeto volador no identificado que podría violar el espacio aéreo de nuestro país, despliega aviones de combate si es necesario y realiza una observación visual", dijo Nakatani.

"Ningún extraterrestre"

Y continuó: "A veces encuentran aves u objetos voladores, además de aviones, pero no he sabido de algún caso en el que hayan encontrado un objeto volador no identificado que se crea que haya venido de cualquier lugar que no sea la Tierra".

Inoki ha aparecido en la WWE con sede en Estados Unidos —quien lo describe como "uno de los hombres más respetados en el deporte-espectáculo"— y es el fundador de la organización New Japan Pro Wrestling. En 2013 ingresó en la Cámara Alta de Japón para un segundo período en la política.

Como todo el mundo sabe, también luchó con Muhammad Ali en 1976, en uno de los primeros combates de disciplina mixta que alguna vez tuviera lugar, el cual posteriormente allanó el camino para las extremadamente populares competencias de artes marciales mixtas de hoy en día. Antes de regresar a la política, era parte integrante de los espectáculos de variedades de la televisión japonesa y ha promocionado una serie de productos, desde salsa picante hasta bancos.

El político disidente también viajó a Iraq en 1990 para tratar de lograr la liberación de rehenes japoneses y, más recientemente, ha intentado replicar la "diplomacia del baloncesto" de la exestrella de la NBA, Dennis Rodman, al organizar un torneo de lucha en Corea del Norte. Según los informes, se convirtió al islam en la década de 1990, aunque dice que practica tanto el islam como el budismo.

El legislador es conocido universalmente en Japón por su colosal barbilla y su infaltable pañuelo rojo —el cual actualmente sustituye a menudo por una corbata roja— así como también por sus logros políticos. Él había pedido una reunión con la Comisión de Presupuesto de la Cámara Alta en caso de que los aviones alguna vez hubieran enfrentado amenazas extraterrestres, y en caso se estuviera llevando a cabo investigación de visitantes alienígenas, lo que provocó la respuesta de Nakatani.

Abierto al escepticismo

Inoki también afirma haber visto un ovni con sus propios ojos, pero admitió que no sabía personalmente si los alienígenas existían.

El intercambio no fue la primera ocasión en que los políticos japoneses han analizado las implicaciones de los visitantes de otro planeta.

En 2007 el entonces ministro de Defensa, Shigeru Ishiba, consideró las ramificaciones legales, bajo la constitución pacifista de Japón, de una defensa contra una invasión del espacio exterior.


Secciones: Ciencia y Espacio • Mundo • Tecnología