El camello otomano en Austria
2 abril 2015
11:46 PM ET

Hallan un esqueleto de camello otomano en un sótano austríaco

Por Susannah Cullinane, CNN

(CNN) - El esqueleto completo de un camello que se cree que habría sido utilizado por las tropas otomanas que sitiaron Viena en el siglo XVII ha sido encontrado debajo de un sótano en Austria.

Los restos fueron descubiertos por arqueólogos de la Universidad de Medicina Veterinaria de Viena (Vetmeduni), cuando exploraban la obra en construcción de un centro comercial en la ciudad de Tulln en 2006-2007.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

"Al principio se creía que el esqueleto parcialmente excavado era de un gran caballo o una res", dijo el arqueozoólogo Alfred Galik. "Sin embargo, un vistazo a las vértebras cervicales, la mandíbula inferior y los huesos metacarpianos de inmediato reveló que se trataba de un camello".

En su investigación, publicada en la revista "PLOS ONE", los arqueólogos dijeron que las tropas otomanas habían sitiado el área alrededor de Tulln en 1683 cuando trataban de llegar a Viena, pero que Tulln en sí nunca había sido conquistada.

El ejército otomano tenía una "caballería de camellos", ya que usaban los camellos para transportarse y para montar, dijeron. A pesar de que su ciudad no cayó, los habitantes de Tulln y los otomanos tenían contacto, ya que documentos históricos hacen referencia a la rendición pacífica de dos prisioneros de guerra del ejército invasor, dijeron los investigadores.

Sin embargo, dijeron que sería imposible decir cómo llegó a la ciudad.

"Su llegada podría estar vinculada a un intercambio de la población local con las tropas o quizás el ejército otomano simplemente lo dejó atrás. Aparentemente, los ciudadanos lo llevaron a la ciudad, donde posiblemente lo conservaron y lo exhibieron como un 'animal exótico', dijeron. Parece ser bastante probable que debido al hecho de no estar familiarizados con sus hábitos de comportamiento y alimentación, así como por la escasez de alimentos en los tiempos de guerra, la gente no lo conservó por mucho tiempo".

Aunque se han encontrado huesos de camellos en Europa central, los investigadores dijeron que este era único.

"Es el primer esqueleto completo de un camello encontrado en Europa central y en los territorios de Europa central bajo el control del Imperio otomano, además del esqueleto completo de un dromedario recuperado de los sedimentos del puerto de Teodosio, en la parte europea de Estambul".

El análisis de ADN del esqueleto de Tulln confirmó que había sido uno de una especie híbrida de camello, específicamente un "Tulu", la cría de un dromedario hembra y un macho con ADN bactriano.

"Las dos especies se pueden cruzar, lo cual resulta en una descendencia más grande, más potente y eficiente", dijeron los investigadores. "El espécimen de camello encontrado en Tulln es la primera evidencia arqueozoológica y genéticamente confirmada de un camello híbrido Tulu".

También se creía que el camello había sido castrado para que fuera más fácil controlarlo.

La falta de familiaridad de los austriacos con ese tipo de bestia podría haber dado lugar a que se preservara el esqueleto. A diferencia de las tropas otomanas —a las cuales les habría gustado comerse la carne del camello— los residentes de Tulln al parecer enterraron al camello entero.

"Sin duda, el desmembramiento de los esqueletos es la razón por la que existen escasos hallazgos de la preservación de camellos en general y eso se puede deducir específicamente por los huesos que tienen marcas de carnicería. Sin embargo, los ciudadanos enterraron a este camello en una posición típica post mortém y junto a basura que había en los restos de un sótano que fue nivelado", dijeron los investigadores.

En su informe, los investigadores dijeron que el camello fue encontrado en el sitio de lo que habría sido una vieja taberna llamada "Auf der Rossmuhle".

"En el relleno del sótano se encontraron masas de residuos domésticos, como huesos de animales y cerámicas (por ejemplo, platos, cazuelas y jarros), trozos de una estufa revestida de azulejos y cazoletas esmaltadas, lo que sugiere que el relleno data de principios del período moderno", dijeron.

Una moneda que data de la década entre 1643 y 1715 y un frasco de medicina de una farmacéutica que operó desde 1628 hasta 1665 ayudó al equipo a determinar la antigüedad del sitio. Las inundaciones y las plagas afectaron a Tulln en el siglo XVII y se demolieron muchos edificios, dijeron.

"Dos terrenos edificables pasaron a manos de nuevos propietarios a finales del siglo, alrededor de la década de 1690; sin lugar a dudas, en esa época se rellenó el sótano, ofreciendo suficiente espacio para enterrar un cadáver tan grande en el centro de la ciudad", explica el informe.

"El esqueleto permaneció allí por más de 300 años para plantear preguntas en el futuro".

En Turquía, los camellos híbridos Tulu aún son usados en las competencias de "lucha libre de camellos", dijeron los investigadores. Este deporte también continúa siendo practicado en Afganistán (en la fotografía).


Secciones: Ciencia y Espacio • Europa