1 abril 2015
09:51 PM ET

Por qué dormir mal puede volverte un mal líder

Por Katie Pisa, para CNN

(CNN) - Desde Napoleón Bonaparte y Margaret Thatcher hasta el fundador de Twitter y el director ejecutivo de Square, Inc., Jack Dorsey, y la directora ejecutiva de Yahoo!, Marissa Mayer, muchos líderes exitosos han afirmado que solo necesitan de 4 a 5 horas de buen sueño por noche. Parecen estar conectados de manera diferente y nos avergüenzan al resto de nosotros por desear ocho horas para dormir todas las noches.

Sin embargo, para la mayoría de nosotros —incluyendo a muchos de los mejores directores ejecutivos y líderes del mundo— sin duda éste no es el caso, según la Dra. Tara Swart, neurocientífica internacional y directora ejecutiva de The Unlimited Mind. Dejar de dormir una noche puede tener un efecto bastante "devastador" para nuestro desempeño, dice Swart.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

"De uno a dos por ciento de la población puede sobrevivir con cuatro horas de sueño por noche", dijo Swart, "pero dormir de 7 a 8 horas es lo óptimo para la mayoría de nosotros", afirma.

¿Acaso el secreto del éxito en tu vida profesional podría estar vinculado a qué tan bien duermes?  

"Existe una fuerte correlación entre el descanso y el liderazgo", según Jessica Payne, profesora asociada y directora del Sleep, Stress and Memory Lab (Laboratorio del estrés, sueño y memoria) de la Universidad de Notre Dame, en Indiana. "La mayor parte de las personas necesita dormir de siete a nueve horas y la mayoría de ellas no logran dormir tanto", cita Payne. Es tan importante como la dieta y el ejercicio, agregó.

Daños a largo plazo  

Mientras que muchos de nosotros escatimamos el sueño durante años, al creer que podemos compensarlo el fin de semana o en otro momento, estos hábitos a largo plazo pueden convertirse en un gran problema. Los problemas realmente afectan después de hacerlo por muchos años, dijo Payne. Según Payne, los problemas de memoria, inconvenientes con la toma de decisiones, la falta de creatividad y la regulación de las emociones personales son algunas de las primeras áreas que son menoscabadas por la falta de sueño.

La habilidad social y la estabilidad emocional están vinculadas al sueño, por lo que un déficit de sueño puede ser un "enorme problema para el liderazgo", dice Payne. La falta del mismo hace que nos volvamos irritables, dijo, y muchos de nosotros no entendemos lo esencial que es el sueño en la regulación de nuestras emociones y para relacionarnos con los demás, tanto en el lugar de trabajo como en el hogar.

Swart, quien recibió educación en medicina y se especializó en psiquiatría, posteriormente siguió su pasión por la neurociencia y después de trabajar como psiquiatra durante siete años, ahora es instructora de los principales ejecutivos y financieros. Lo que no esperaba cuando inició su investigación sobre el sueño eran las "impactantes" consecuencias de salud que muchos de sus clientes sufrieron por abusar de la necesidad de dormir.

"Muchos de mis clientes han tenido ataques cardíacos y colapsos nerviosos", dice ella, incluso aquellos que están en sus cuarenta. Aunque mucho de esto se debe a la sobrecarga de información y la incertidumbre en el mundo de hoy, una gran cantidad de enfermedades se deben a los altos niveles de cortisol derivados del estrés, lo cual a su vez conduce a la dificultad para dormir, dijo.

Además de los evidentes riesgos de salud, cuando enfrentas cualquier alteración del sueño, tu coeficiente intelectual cae de 5 a 8 puntos, explicó Swart. Si bien es cierto que por lo general podemos continuar, aunque un poco más atontados, los estudios demuestran que cuando perdemos una noche de sueño, nuestro coeficiente intelectual disminuye por una desviación estándar de 1, lo que quiere decir que estarás "funcionando como si tuvieras un problema de aprendizaje", dijo ella.

Entrenamiento para dormir  

¿Qué recomiendan los expertos para que los líderes superen los retos del sueño?   Tanto Swart como Payne proporcionan una gran cantidad de entrenamiento para los ejecutivos, directores generales, directores financieros y líderes de la industria financiera en particular. El entrenamiento se lleva a cabo ya sea a nivel personal o a nivel grupal tipo retiro en el que los colegas se alejan para enfocarse durante un día, quizá cuatro veces al año. Al igual que usar los servicios de un entrenador personal en el gimnasio, este tipo de consultores, o instructores, son cada vez más populares, ejercen presión sobre sus clientes en términos de liderazgo.

Swart dice que utiliza diversas técnicas que incluyen un diario de alimentos o un cuestionario que evalúa la salud física, espiritual y mental en torno a cada individuo. La tecnología ponible también ha ayudado, afirma Swart, ya que a muchos clientes les gusta ver los datos y darle seguimiento a sus horas de sueño de esta manera.

La mala "higiene del sueño" está ligada a todo, desde qué tan tarde bebemos cafeína y alcohol hasta ver la luz azul de la pantalla de la computadora menos de una hora antes de ir a dormir. Otros consejos de Swart incluyen el uso de ciertos aromas que ayudan a dormir, cortinas que bloquean la luz por completo y comer al menos una hora y media antes de ir a dormir.

Siesta energética  

Todos hemos escuchado el término "siesta energética", pero pocos se dan cuenta de la verdad literal de esas palabras. Tanto Swart como Payne resaltaron la importancia de las siestas como uno de los pasos más relevantes para convertirse en un individuo y líder exitoso.

"Sueño con tener algún día un cubículo donde todos puedan tomar una siesta", dijo Payne. "Estamos muy lejos de eso, pero es absolutamente adecuado para todos los que quieren mejorar su desempeño. Tiene un gran efecto".

Incluso si no te duermes, la incorporación de un "período de conciencia plena" o "vigilia relajante", ayudará a aliviar el estrés y rejuvenecer el cerebro, permitiendo que los líderes sean más eficaces y mejores en sus puestos de trabajo al mismo tiempo, afirma Payne.

El ejemplo más famoso de una empresa que ha adoptado este consejo es Google, la cual es conocida por sus fiestas de siesta y cápsulas donde los empleados pueden entrar y acurrucarse.

Swart dijo que aunque ella aconseja una siesta de 90 minutos para obtener los beneficios más creativos, la mayoría de los líderes que está entrenando no tienen tiempo para hacerlo. Así que, a menudo, también motiva otras técnicas de conciencia plena y períodos de descanso.

Payne está de acuerdo y añadió que el entrenamiento para una conciencia plena, ya sea el sueño o la meditación, ayudará a aliviar el sistema de estrés. "Es la nueva frontera", dijo.


Secciones: Curiosidades • Salud