1 abril 2015
01:07 PM ET

Niseko, donde puedes esquiar un volcán activo

Por Dean Irvine

(CNN) — Un intenso viento siberiano puede penetrar capas de ropa térmica y llevar la temperatura muy por debajo de -20°C (-4°F), pero para quienes escalan el monte Yotei de Japón, cualquier incomodidad vale la pena.

La recompensa no solo es llegar a la cima del volcán para apreciar vistas espectaculares desde una altura de casi 2.000 metros sobre el nivel del mar al oeste de Hokkaido.

Si estás desde un móvil mira las fotos aquí

La verdadera razón por la que los escaladores suben el monte Yotei es para esquiar hacia su cráter con forma de tazón, donde la nieve en polvo es perfecta.

"Es algo que las personas deberían hacer, si tienen la oportunidad", dice Sam Kerr, director de Niseko Xtreme Tours, una de varias compañías locales que llevan a los visitantes en aventuras de esquí de travesía alrededor del pueblo de deportes invernales de Niseko, uno de los complejos de esquí más famosos de Japón.

"En realidad no hay nada que se le compare", dice.

Para muchos de los visitantes de la zona, quienes llegan para esquiar o practicar snowboarding, el monte Yotei rara vez es visible siquiera, no digamos superable, debido a los cielos regularmente nublados del área, los cuales dejan caer más o menos 15 metros de nieve en la región por temporada.

Monte Fuji de Hokkaido

Cuando efectivamente hay un día despejado, la vista es inspiradora, y se levanta sobre el paisaje cubierto de nieve del Parque Nacional Shikotsu-Toya; al pico a menudo se le llama el monte Fuji de Hokkaido.

Kerr ha esquiado en el cráter del monte Yotei más de 70 veces.

Podría parecer mucho, pero en el transcurso de los siete años que el exguardia de esquí de Nueva Zelanda ha estado en la región, solamente equivale más o menos a 10 viajes al año.

Lo más temprano que ha logrado ir en la temporada fue a principios de marzo.

Por lo general hay demasiada nieve hasta finales de febrero.

Para subir la montaña, es necesario utilizar raquetas y equipo de avalanchas; el ascenso toma de cinco a siete horas dependiendo de las condiciones climáticas y del estado físico de los esquiadores.

Desde el borde del cráter, es posible apreciar los complejos cercanos, recorridos y bosques de pinos y abedules de plata que se extienden en la distancia.

"La pista no es la más épica de todas, pero cuenta con las mejores condiciones de nieve que encontrarás para practicar esquí de travesía", dice Kerr.

Por lo general, las personas pueden esquiar en una o dos pistas hacia el cráter, las cuales tiene unos cientos de metros de largo.

"Puedes recorrerlas aproximadamente en 15 o 20 segundos", dice Kerr.

"Pero luego puedes esquiar hacia abajo por la parte exterior de la montaña, lo cual puede tomar alrededor de una hora".

Puede ser peligroso, como lo es en general la práctica de esquí de travesía, dice Kerr, debido a que existe una amenaza real de avalanchas.

Sin embargo, Kerr dice que cualquier persona que practica snowboarding o que esquía y que puede recorrer las pistas en los complejos de esquí tradicionales, puede hacerlo en Yotei.

Esquí de travesía en Niseko

Como un destino de deportes de invierno, Niseko es un lugar conocido por su abundante nieve en polvo, la cual cubre la región y hace que sea posible esquiar desde noviembre hasta principios de mayo.

Si a eso le sumas las fuentes termales naturales y los relajantes onsens, no es de sorprenderse que Niseko esté ganando cada vez más popularidad entre los esquiadores de distintas capacidades alrededor del mundo.

Ross Findlay creó el Niseko Adventure Center (NAC) en 1995 para atender a quienes buscaban aventuras de travesía.

Cuando llegó en 1989, el área sobre todo era popular con los turistas nacionales, pero desde la década de los noventa, cuando la economía de Japón se vio afectada, ha visto que más visitantes occidentales acuden a las montañas del área en busca de toda clase de deportes de invierno.

"Hace quince años, podías esquiar en los barrancos de Niseko, pero ahora eso está totalmente prohibido, así que el esquí de travesía se ha vuelto popular", dice.

El acceso a las áreas de esquí de travesía de la región es a través de puertas especiales cerca de los complejos turísticos.

Además del esquí de travesía guiado, Findlay y NAC ofrecen la oportunidad de practicar snowshoeing para quienes quieran una aventura a una menor velocidad por la línea forestal, mientras tomar el vehículo Caterpillar de la compañía hacia el monte Weiss Horn ofrece una forma única de dejar pisadas frescas en nieve virgen.

Hacer el gasto vale la pena, ya que es poco probable que veas a otros esquiadores, dice Findlay, quien cree que Niseko en realidad tiene la mejor nieve del mundo.

"Ahí arriba a menudo es como queso crema", dice. "Tiene alrededor de 60 a 91 centímetros de profundidad, pero simplemente flotas sobre ella".


Secciones: Galerías • Mundo • Viajes y Turismo