Los últimos segundos
31 marzo 2015
01:53 PM ET

Gendarmería rechaza reportes de presunto video en vuelo de Germanwings

Por Pamela Brown, Frederik Pleitgen, Sandrine Amiel y Laura Smith-Spark, CNN

DUSSELDORF, Alemania (CNN) – Un video encontrado en un teléfono móvil recuperado del lugar del choque en los Alpes franceses donde se estrelló el vuelo 9252 de Germanwings mostraría los aterradores momentos finales por los que pasaron los pasajeros, reportaron dos medios este martes.

El video era "tan caótico que es difícil identificar a las personas, pero el sonido de los pasajeros gritando da a entender perfectamente que estaban al tanto de lo que estaba a punto de pasar", reportó la revista francesa Paris Match, que obtuvo el video junto con el diario alemán Bild.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Bild dijo que el video fue hallado en una tarjeta de memoria que quedó intacta tras el choque. El periódico dijo que la grabación fue hecha desde la parte trasera del avión, aunque no es claro si la persona que grabó el video era empleado de la aerolínea o pasajero. Tampoco se sabe si la persona que grabó estaba de pie o sentada.

Según las publicaciones, el celular fue hallado por "una fuente cercana a la investigación" en el sitio del siniestro.

"Se pueden escuchar gritos de 'Dios mío' en varios lenguajes. Se pueden escuchar más de tres veces golpes con un objeto de metal, quizá del piloto intentando abrir la puerta de la cabina con un objeto pesado. Casi al final, luego de un fuerte golpe, más fuerte que los otros, los gritos se vuelven más fuerte. Entonces no se escucha nada", reportó Paris Match.

Los dos medios describieron el contenido del video, pero no publicaron el video.

Gendarmería francesa rechaza reportes del video

El teniente coronel Jean-Marc Menichini, un portavoz de la Gendarmería a cargo de las comunicaciones en los esfuerzos de recuperación alrededor del lugar del choque, dijo a CNN que los informes del Paris Match y Bild de un video grabado en los últimos segundos antes del accidente son "completamente equivocados", e "sin fundamento". Menichini dijo que sí se han recogido teléfonos celulares en el sitio, pero que "no habían sido explorados todavía".

Menichini dijo que creía que los teléfonos celulares tendrían que ser enviados al Instituto de Investigación Criminal en Rosny sous Bois, cerca de París, con el fin de ser analizados por técnicos especializados directamente con los investigadores. Sin embargo, ninguno de los teléfonos móviles que se encontraron hasta el momento se ha enviado al instituto, dijo Menichini.

Técnicamente, es posible que los equipos de rescate encuentren una tarjeta de memoria en el sitio, ya que están registrando exhaustivamente toda la zona, dijo el portavoz, pero cuando se le preguntó si el personal de rescate potencialmente podría haber filtrado una tarjeta de memoria para los medios de comunicación, Menichini respondió con un categórico "no".

Mañana, 20 guardabosques del Ejército francés rastrillarán la zona para buscar más objetos personales en el lugar del accidente, dijo Menichini.

El número exacto de los teléfonos celulares encontrados hasta el momento no se conoce.

Copiloto contó a Lufthansa su depresión

En tanto, Lufthansa informó que tuvo conocimiento en 2009 de que el copiloto del vuelo de Germanwings, Andreas Lubitz, padeció un "episodio previo de depresión severa", informó la aerolínea este martes.

Lubitz lo informó a la escuela de pilotos de Lufthansa ese año, reveló la aerolínea este martes. Como parte de la investigación sobre la caída del vuelo 9525, Lufthansa envió documentos de entrenamiento y médicos a la fiscalía de Dusseldorf, señaló.

Su novia también tenía conocimiento de sus problemas psicológicos. Un funcionario europeo informó este martes a CNN que la joven lo sabía, aunque “no el grado” de ellos.

La novia de Lubitz aseguró a los investigadores que estaban trabajando juntos en los problemas del copiloto y “eran optimistas” de que pudieran resolverlos. Además, dijo estar tan sorprendida como todos por lo que hizo, explicó la fuente a CNN.

De acuerdo con el funcionario, la novia dijo a los investigadores que sabía que Lubitz había visto a dos doctores, un oftalmólogo y un neuropsicólogo, que lo declararon incapacitado para trabajar.

Ambos doctores llegaron a las conclusiones de que tenía problemas psicológicos, dijo.

El funcionario dijo a CNN que Lubitz se había quejado de problemas de visión por lo que fue al oftalmólogo, quien lo diagnosticó con un desorden psicosomático y le dio una nota médica que lo declaraba no apto para trabajar.

Una de las hipótesis de los investigadores es que Lubitz tenía miedo de que su condición médica le haría perder su licencia como piloto, explicó.  “Obviamente volar era parte importante de su vida”, dijo.

Otra fuente, un funcionario de seguridad, dijo a CNN este martes que las autoridades creen que ese miedo fue el principal motivo de Lubitz para estrellar el avión de Germanwings en los Alpes franceses.

Los primeros resultados de las investigaciones, basados en un audio hallado en una de las cajas negras del vuelo, muestran que el piloto salió de la cabina dejando a Lubitz a cargo.

El copiloto supuestamente cerró la cabina y estrelló deliberadamente el avión en el que viajaban 150 personas, causando la muerte de todas ellas, según los investigadores.

Temas: ,
Secciones: Mundo