Amanda Knox: "Meredith se merecía algo mucho mejor que esto"
28 marzo 2015
01:25 PM ET

Amanda Knox: "Meredith se merecía algo mucho mejor que esto"

Roma (CNN) -— Amanda Knox, cuya condena por asesinato fue anulada este viernes por el Tribunal Supremo de Italia, emitió un comunicado diciendo que estaba "aliviada y agradecida" por la decisión. Además, improvisó una rueda de prensa a las puertas de su casa en la que aseguró sobre la víctima, su compañera de piso: "Ella era mi amiga ... se merecía algo mucho mejor", dijo Knox de Meredith Kercher.

La joven de Seattle, entre lágrimas, dio las gracias a sus amigos y familia por su apoyo y dijo: "El conocimiento de mi inocencia me ha dado fuerza en los momentos más oscuros de esta terrible experiencia”. Además, aseguró que estaba contenta de haber recuperado su vida de nuevo después de un drama legal que ha tenido en vilo durante ocho años a Estados Unidos, Gran Bretaña e Italia.

El Tribunal Supremo de Italia anuló la condena por asesinato de la estadounidense Amanda Knox y a su exnovio por el asesinato de su compañera de piso en 2007, según anunció el tribunal este viernes.

Knox, de 27 años, oriunda de Seattle, fue condenada en 2009 por el asesinato de la estudiante británica Meredith Kercher que compartió un apartamento con ella en la ciudad universitaria italiana de Perugia. El novio de Knox, en ese momento, Raffaele Sollecito, había sido declarado culpable, también.

El caso ya está cerrado, dijo el tribunal, tanto Knox como Sollecito son libres de irse.

Así termina una saga legal de ocho años que se apoderó de los Estados Unidos, Gran Bretaña e Italia.

El cuerpo semidesnudo y degollado de Kercher, de 21 años de edad, fue encontrado en noviembre de 2007 en la casa que compartía con Knox en Perugia.

Los fiscales de Perugia dijeron que Knox dirigió a Sollecito y otro hombre enamorado de ella, Rudy Guede, para ayudarla a sostener a Kercher mientras Knox jugaba con un cuchillo antes de que le cortará la garganta.

Tanto Sollecito y Knox fueron condenados en 2009 y condenados a largas penas de cárcel. Guede, un vagabundo originario de Costa de Marfil, fue juzgado por separado y está cumpliendo una condena de 16 años.

Después, cuando se volvieron a examinar las pruebas, un tribunal de apelaciones anuló las condenas de los dos estudiantes en octubre de 2011, citando la falta de pruebas en su contra, y ambos fueron puestos en libertad para volver a una vida "normal".

Dos años más tarde, fueron juzgados y fueron revocadas sus absoluciones. Knox fue condenada a 28 años y medio de prisión, mientras su exnovio tuvo una sentencia de 25 años.

Temas:
Secciones: Crimen • Estados Unidos • Europa • Noticias