Agentes penitenciarios de San Francisco obligaron a reclusos a pelear
27 marzo 2015
09:22 PM ET

Agentes penitenciarios de San Francisco obligaron a reclusos a pelear

Por Ben Brumfield, CNN

(CNN) - Los 68.04 kilos de Ricardo Palikiko García fue apenas el peso justo y necesario para que se enfrentara contra un oponente que fácilmente lo duplicaba en tamaño.

Pero García tuvo que luchar contra él, pues de otra manera, según se dice, hubiera tenido que haber enfrentado el ser torturado.

Para el recluso que cumple su condena dentro una cárcel de San Francisco, escapar no era una opción.

Al igual que los gladiadores de antaño, García y otros fueron forzados a participar en peleas de box, dijeron las autoridades locales. Cuatro agentes de la Oficina del Alguacil de San Francisco que estaban a cargo de la prisión número 4, hicieron apuestas en los encuentros.

La raza de los peleadores pudo haber jugado un papel, según el defensor público, Jeff Adachi. Los agentes eran blancos; todos los reclusos coaccionados eran de color.

La Oficina del Alguacil del Condado de San Francisco le ha pedido al Departamento de Justicia de los Estados Unidos que investigue.

Adachi entrevistó a las víctimas, quienes estaban retenidas en la Sala de Justicia, incluyendo al recluso García.

"El agente apostó en mi contra y me obligó a luchar; básicamente lo que me dijo fue que si no luchaba, entonces me daría una paliza, me esposaría y usaría un paralizador conmigo, todo a la vez", dijo García en una grabación.

Los agentes incitaron al adversario –de 158.76 kilos– de García, le dijo Adachi a KGO, afiliada de CNN.

"Coreando cosas como: 'Agárralo... Agárralo... Golpéalo... o patéalo. Cosas así", dijo García.

Los investigadores creen que las peleas podrían haber iniciado desde hace algún tiempo. Para García, todo fue preparado. Los agentes lo forzaron a hacer lagartijas a fin de entrenarlo para las peleas.

Muchos en la cárcel pudieron haber sabido lo que estaba ocurriendo pero se mantuvieron en silencio, dijeron las autoridades.

"Es imposible que solamente dos o tres agentes, o incluso cuatro, tomen posesión de la prisión y organicen peleas sin que otros estén conscientes de ello", dijo el defensor público Matt Gonzalez.

"El sentido común indica que tal conducta no ocurre sin el conocimiento de muchas personas" dijo el fiscal de distrito, George Gascon, en una declaración.

Un agente fue el instigador principal, dijo Adachi. En 2006, ya había sido acusado de agredir sexualmente a los reclusos, pero no fue condenado.

Los agentes ya tenían programada una próxima pelea para García, pero su padre acudió a las autoridades, quienes pusieron un alto de la situación.

Greg Morrison contribuyó con este reporte.


Secciones: Crimen • Estados Unidos