¿Qué llevó al avión de Germanwings a volar a baja altura?
26 marzo 2015
07:48 AM ET

¿Qué llevó al avión de Germanwings a volar a baja altura?

Por Les Abend

Nota del editor: Les Abend es capitán de Boeing 777 en una importante aerolínea y tiene 30 años de experiencia. También es analista de aviación de CNN y colaborador de la revista Flying.

(CNN) — Es fácil, y tal vez tentador, tratar de comparar el accidente del avión de Germanwings ocurrido el martes 24 de marzo en los Alpes franceses con tragedias anteriores como las del vuelo 8501 de AirAsia que ocurrió en diciembre.

Después de todo, en ambos accidentes estuvo involucrado un Airbus A320. Pero aunque es comprensible tratar de extraer lecciones de tragedias anteriores, también es esencial que no olvidemos que nunca hay dos accidentes exactamente iguales.

Entonces ¿qué sabemos sobre este incidente en específico? ¿Qué pudo haber provocado la destrucción de este avión y la probable muerte de las 150 personas que iban a bordo?

Es importante entender que los aviones no se caen del cielo sin razón aparente. Y francamente, los aviones no se caen del cielo sin razón aunque haya un problema. Como vimos con el avión de U.S. Airways que aterrizó en el río Hudson en 2009, los aviones comerciales pueden seguir volando aunque los motores se hayan apagado.

Entonces ¿qué pudo haber ocurrido en este caso?

Entiendan que en este punto, todo son meras especulaciones. Según la reacción que el mundo está atestiguando, parece que la investigación del accidente y la operación de recuperación avanzan a nivel profesional, adecuado para los estándares de la Organización de Aviación Civil Internacional. Esa es al menos una noticia positiva porque a final de cuentas tendremos respuestas para los familiares de las víctimas.

Esta es mi opinión de lo que pudo haber sucedido, con base en lo que sabemos hasta el momento.

Los datos que hay disponibles al público parecen indicar que el avión inició un descenso controlado por medio del piloto automático o bajo el control manual de los pilotos. El descenso fue rápido, pero no anormalmente rápido.

Parece que ocurrió algo que convenció a la tripulación de descender. Pero eso genera la duda de qué pudo haber sido.

Una falla de motores es una de las teorías. La pérdida de potencia de un motor impediría que el avión mantuviera la altitud de crucero que se le asignó originalmente. Tendría que haber descendido a un nivel de vuelo inferior. El avión tampoco habría podido mantener su velocidad original. Esto coincide con los datos que están disponibles al público.

La tripulación debió haber seguido una lista de verificación que a final de cuentas los llevaría a un aeropuerto alterno. Como sabemos, no hubo tal desviación. Es posible que la tripulación haya estado preocupada por la emergencia y, como había un techo de nubes bajo y baja visibilidad a una altitud menor, perdieron la noción del terreno montañoso.

Lee: "No iba a atravesar la montaña": testigo del accidente de Germanwings

Otra de las teorías es que se desencadenó humo y fuego a una altitud de crucero, por lo que la tripulación tendría que haberse puesto sus máscaras de oxígeno y sus gafas protectoras. La situación pudo haberse intensificado a tal punto que la visibilidad de la cabina quedó terriblemente reducida, por lo que no solo se dificultó hacer la lista de verificación, sino volar el avión. Incluso en condiciones ideales, el uso de las máscaras de oxígeno y de las gafas protectoras hace que sea incómodo volar el avión, comunicarse y llevar a cabo la lista de verificación. En condiciones de humo, las dificultades se exacerban.

Si la tripulación se concentró en la emergencia y se topó con un clima deteriorado en altitudes menores, tal vez se creó una tormenta perfectatras la pérdida de la consciencia situacional respecto al terreno.

Otro escenario potencial (aunque menos probable) es una pérdida gradual de la presurización a gran altitud, lo que creó una situación de hipoxia y provocó que la tripulación no pudiera reaccionar normalmente. Una despresurización explosiva es evidente, algo para lo que las tripulaciones se adiestran frecuentemente. Sin embargo, una despresurización lenta a menudo es difícil de detectar o reconocer en un principio. Una vez que la tripulación quedó incapacitada, el avión chocó con el terreno.

Pero la verdad es que en este punto, cualquier cosa es posible. El proceso de investigación tiene que seguir su curso. Lo único que parece seguro es que hubo más de un factor en esta tragedia.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Les Abend.

Temas:
Secciones: Mundo • Opinión