Jardín Kawachi Fuji (Fukuoka)
25 marzo 2015
06:54 PM ET

Los 31 lugares más hermosos de Japón

Por Laura Ma para CNN

(CNN) –– Desde la cascada más alta hasta la duna de arena más grande, desde el túnel de flores hasta los santuarios sagrados, las islas de Japón son un tesoro de maravillas fotogénicas.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Jardín Kawachi Fuji (Fukuoka)

¿Caminar dentro de una pintura al óleo? El fragante túnel de glicinia, la exhibición más impresionante del jardín Kawachi Fuji, hace que esto sea posible.

Se dice que la pasarela, con enredaderas aéreas en floración, infunde una calma tipo zen en los visitantes.

El jardín exhibe cerca de 150 plantas de glicina de 20 especies diferentes y es el anfitrión del festival anual Wisteria Festival que se celebra a finales de abril, cuando las flores están en plena floración.

Estanque de Happo (Nagano)

La caminata hasta el estanque de Happo desde Hakuba —una villa conocida por la práctica de esquí durante el invierno en medio de las montañas de la prefectura de Nagano— es un sendero clásico en los Alpes japoneses.

Rodeado por los Picos de Hakuba, el estanque se encuentra a 2.060 metros sobre el nivel del mar.

Lo que al estanque le falta en tamaño, lo compensa en belleza, pues los picos de 3.000 metros de altura se reflejan en sus tranquilas aguas.

Santuario Motonosumi-Inari (Yamaguchi)

Las 123 puertas Torii se extienden desde el Santuario Motonosumi-Inari hasta el acantilado con vistas al océano.

El Motonosumi-Inari es un santuario popular donde los lugareños piden su deseo de tener éxito.
La caja de donación en el último Torii se encuentra fuera del alcance, en la parte superior de la puerta. Se cree que si tienes éxito al lanzar dinero en la caja, todos tus deseos se harán realidad.

Cascada Nachi (Wakayama)

La cascada Nachi, a 133 metros de altura, es la cascada más grande de Japón.

Le resta atención al Kumano Nachi Taishai, un santuario sagrado construido cerca del lugar.

Por lo general, es la última parada de la peregrinación turística conocida como Kumano Kodo.

Complejo turístico de esquí Zao (Yamagata)

Con 15 pendientes y 12 pistas, Zao Onsen es uno de los complejos turísticos de esquí más conocidos en Japón.

Pero los viajeros van a Zao no solo por la montaña cubierta de nieve, sino también por los árboles.

La nieve extrema y los vientos estacionales cubren los pinos de la montaña durante los meses más fríos del invierno, creando torres de nieve en formas oscuras conocidas como "monstruos de hielo" o Juhyo en japonés.

Teleférico Kintetsu Beppu (Ōita)

Para aquellos que no disfrutan del senderismo, este teleférico puede transportar 101 pasajeros a la vez a la parte superior del Monte Tsurumi, de 1.375 de altura, en 10 minutos.

Desde la cima, puedes apreciar la vista de Beppu, del Monte Yufu y de la cordillera de Kuju.

La mejor época para subirse es durante la primavera, cuando más de 2.000 cerezos florecen en la montaña.

Castillo de Matsumoto (Nagano)

También conocido como el "castillo cuervo" por su exterior negro, Matsumoto es el castillo de madera más antiguo de Japón, construido hace más de 400 años.

Los años durante la construcción del castillo estuvieron marcados por el conflicto militar casi constante. En lugar de centrarse en las comodidades residenciales, el castillo está fortificado con extensos muros interrelacionados, fosos y garitas.

Desfiladero de Shiratani Unsuikyo (Kagoshima)

Este bosque será familiar para los admiradores del Hayao Miyazaki.

El desfiladero de Shiratani Unsuikyo inspiró la película de animación "La princesa Mononoke" de Studio Ghibli.

El parque natural místico de la isla Yakushima ofrece una red de senderos a los que les dan mantenimiento a lo largo de la quebrada.

Desde pistas históricas construidas en el periodo Edo hasta desarrollados senderos pavimentados en piedra y madera, los circuitos van de una a cinco horas de duración y varían en dificultad.

Estanque de Koya (Niigata)

El otoño en el Monte Hiuchi exhibe colores espectaculares en el estanque de Koya.

El agua poco profunda y pantanosa cubierta de vegetación cambia de color —a rojo, naranja, amarillo y verde— al igual que el bosque que la rodea.

En la orilla del estanque, Kouyaike Hutte ofrece instalaciones con camas y cocina en caso que necesites un descanso mientras escalas la montaña de 2.462 metros de altura.

Lectura de poesía en el templo Motsu-ji (Hiraizumi)

El cuarto domingo de mayo, el Templo Motsuji invita a los amantes de la poesía a escribir junto a la corriente del estanque del jardín del templo.

A medida que componen sus versos, copas de sake flotan hacia ellos... asumimos que es para ayudar a que flote la inspiración.

El maestro de ceremonias concluye el evento con la lectura en voz alta de cada uno de los poemas.

Parque costero Hitachi (Prefectura de Ibaraki)

También conocidas como "ojos azules de bebé", más de cuatro millones de nemophilas florecen desde finales de abril hasta mayo en el Parque Costero Hitachi, el parque público ubicado en la montaña Miharashi.

La Armonía Nemophila es el punto culminante de los eventos de floración del parque.
El parque de 190 hectáreas, cambia constantemente de color con las estaciones. Durante la transición al otoño, los arbustos inflados de Kochia cambian de verde vibrante a rojo ardiente.

Sagano (Kioto)

Considerado como uno de los bosques más hermosos del mundo, este bosque no solo es tranquilo visualmente sino también auditivamente.

La arboleda de bambú es tan valorada por su distintivo sonido susurrante, hasta el punto de que el Ministerio de Medio Ambiente de Japón incluyó al bosque de bambú Sagano en su lista de "100 paisajes sonoros de Japón".

Los imponentes tallos verdes crujen misteriosamente, mientras que las hojas se mueven ligeramente con el vaivén del viento.

Otaru Snow Light Path Festival (Hokkaido)

Cientos de velas de boya flotan en el canal cada febrero en Otaru, durante el festival "Snow Light Path Festival".

Durante 10 días, linternas y estatuas de nieve adornan la ciudad de Hokkaido.

Alineado con bodegas restauradas y lámparas de gas, Unga Kaijo —el área alrededor del canal— es el lugar más importante para disfrutar de la fiesta.

Santuario Usa (Oita)

Originalmente construido en el siglo VIII, el santuario Usa es el más importante de miles de santuarios dedicados a Hachiman, el dios del tiro con arco y la guerra.

Después de conseguir un papel de la fortuna (omikuji) —con la esperanza de que sea un daikichi (excepcionalmente afortunado)–, los visitantes pueden disfrutar de una especialidad local llamada negiyaki o crepe de cebolla verde, en la zona del santuario.

Monte Daisen (Tottori)

El Monte Daisen se ve muy diferente dependiendo del lado de la montaña desde el cual lo veas.

La montaña volcánica de 1.709 metros de altura, ha sido considerada como sagrada desde el antiguo período Jōmon y Tayori.

Debido a su importancia, escalarla estaba estrictamente prohibido hasta el periodo Edo, hace unos 200 años.

Dunas de arena de Tottori-Sakyu (Chugoku)

Sí, hay un desierto en las islas de Japón.

Las dunas de arena de Tottori abarcan 16 kilómetros de largo y dos kilómetros de ancho y son las únicas dunas de arenas grandes en Japón.

Las dunas son una combinación de arena y ceniza volcánica que se han mezclado durante un período de casi 100.000 años y que luego le agradecen su forma a los vientos del Mar de Japón.

Son parte del San'in Kaigan Geopark, y se pueden disfrutar con paseos en camello, buggies y sandboarding.

Santuario Itsukushima (Hiroshima)

Se cree que es el límite entre el espíritu y el mundo humano, así como que el color bermellón del Otorii sirve para ahuyentar a los malos espíritus.

Es posible caminar hacía el mismo en la barra de arena durante la marea baja y disfrutar de las vistas al Monte Misen detrás de la puerta.

Cuando hay marea alta, el Torii de 16 metros de altura parece flotar en el agua.

Granja de lavanda (Hokkaido)

La granja Tomita tiene tres campos de lavanda: Lavender East, Sakiwai Field y el Traditional Lavender Garden.

El Sakiwai Field, que significa "campo de la felicidad", tiene cuatro tipos de lavanda cultivados en hileras, creando un gradiente de color morado con los colores del arco iris del Autumn Field, Spring Field y Hanabito Field como fondo.

¿Aún no es suficiente lavanda? Prueba el helado de lavanda de la granja.

Lago Toya (Hokkaido)

Incluso en los inviernos que se precipitan muy por debajo del punto de congelación, el Lago Toya nunca se congela.

El lago casi circular es resultado de una erupción volcánica que excavó el suelo.

El Monte Usu se encuentra en la ribera sur del lago y la isla Nakajima se encuentra en el centro.

Templo Saimyoji (Prefectura de Shiga)

Situado en la cordillera de Suzuka, el Templo Saimyoji es uno de tres antiguos templos de budismo Tendai al este de Shiga, conocido también como "Koto Sanzan".

El templo es famoso por las hermosas hojas rojas y anaranjadas que lo rodean en el otoño y la prolongada floración de los cerezos.

Gokayama (Toyama)

Gokayama es una de las ciudades más impresionantes del mundo para los aficionados de la arquitectura.

Se dice que la casa más antigua de estilo gassho tradicional en Ainokura tiene unos 400 años de antigüedad.

Es parte de la zona designada por la UNESCO de Gokyama, el pueblo conserva un diseño arquitectónico que data de cientos de años.

Los empinados techos de paja triangulares fueron construidos sin usar clavos y están diseñados para evitar la acumulación de nieve.

Lago Kussharo (Hokkaido)

Unos 300 cisnes migran hacia el lago Kussharo cada invierno.

Los manantiales geotérmicos previenen la formación de hielo a lo largo de sus costas arenosas a pesar de que la mayor parte de la superficie del agua se congela.

Desde 1973, los avistamientos de un monstruo en el lago, al cual los medios de comunicación han llamado Kusshii, le han dado a Kussharo la reputación del Lago Ness de Japón.

Ini Tanada (Hiroshima)

Ini cuenta con más de 320 arrozales en terrazas. La terraza de piedra más antigua se remonta a unos 500 años.
El arroz de Ini Tanada es especialmente favorecido por su rico aroma y sabor pues usan exclusivamente agua pura natural de los valles de la montaña para su cultivo.

La ciudad celebra periódicamente un evento de plantación de arroz en sus terrazas con el objetivo de trasladar de generación en generación los métodos agrícolas tradicionales.

Castillo Himeji (Hyogo)

Frecuentemente llamado el castillo de la “Garza Blanca" debido a su exterior blanco y su parecido a un ave alzando el vuelo, Himeji está compuesto por 83 edificios.

El castillo del siglo XVII está equipado con fuertes sistemas de defensa.

Este se ha visto mucho en Hollywood y en las películas japonesas, e hizo una destacada aparición en la película de James Bond "Sólo se vive dos veces", protagonizada por Sean Connery.

Parque Jigokudani Monkey (Nagano)

Las fuentes humeantes ubicadas en una montaña nevada pueden ser pintorescas, pero los viajeros vienen aquí para ver algo más –los monos en aguas termales.

Unos 200 macacos japoneses viven en Jigokudani –que se traduce en "valle del infierno"– donde los escabrosos acantilados y ‘onsens’ están cubiertos de nieve durante la tercera parte del año.

Los monos se bañan en el ‘onsen’ principal del parque en invierno sin que les importe que los estén observando.

Cualquier persona que envidie el estilo de vida perezoso de los monos puede ir a Korakukan Ryokan para darse su propio baño termal.

Villa de Hakuba (Nagano)

Venerado como un pueblo vacacional para esquiar en los Alpes japoneses del norte, Hakuba es igualmente atractivo durante el verano. La caminata hasta el estanque de Happo es uno de los senderos más pintorescos del país.

Museo de Arte Adachi (Shimane)

Se dice que los jardines Adachi, parte del Museo de Arte Adachi, son una "pintura japonesa viviente" y uno de los jardines más bellos de Japón.
Adachi Zenko fundó el museo en 1980 para combinar su pasión por el arte y la jardinería japonesa.

Arco de Sotomo (Fukui)

Uno de los lugares más pintorescos en la bahía de Wakasa, la Puerta Grande o ‘Big Gate’ y la Puerta Pequeña o ‘Little Gate’ del Arco de Sotomo, eran agujeros en la roca tallados por el fuerte oleaje del mar del Japón.

Con algunas maniobras cuidadosas, es posible trepar a ‘Little Gate’. Una excursión en barco, que sale del muelle de pescadores Wakasa, ofrece paseos para ver la formación rocosa.

Festival de flores Fuji Shibazakura, (Yamanashi)

Con el Monte Fuji en el fondo, unos 800.000 tallos de Shibazakura o "moss phlox" cubren 2,4 hectáreas de tierra en una alfombra de color rosa, blanco y morado. Miles viajan a la región de Cinco Lagos de Fuji para el festival que celebra la primera floración de la flor, que se extiende desde el 18 de abril hasta el 31 de mayo este año.

Jardín Senganen (Kagoshima)

El jardín con diseño japonés exhibe pequeños estanques, arroyos, santuarios y un bosque de bambú.

Situado a lo largo de la costa norte del centro de la ciudad de Kagoshima, allí los visitantes pueden contemplar el volcán Sakurajima y la bahía de Kagoshima.

El jardín se remonta a 1658, durante el período Edo de Japón.

Pabellón de Oro, Kyoto

Cubierto en hojas de oro, Kinkaku-ji o el Pabellón de Oro, es posiblemente la atracción más famosa de Kyoto.


Secciones: Asia • Galerías • Mundo • Viajes y Turismo