25 marzo 2015
07:26 PM ET

Autos de Uber ya superan en número a los taxis amarillos de Nueva York

Por María Santana, CNN Español

(CNN Español) - Los taxis amarillos, eternos iconos de la 'Gran Manzana', están siendo superados en número por carros de la empresa de transporte Uber, según un reciente informe de la Comisión de Taxis y Limosinas de Nueva York (TLC). 

Uber, fundada en San Francisco en el 2009, conecta a conductores con pasajeros que a través de una aplicación móvil pueden solicitar, rastrear y pagar el servicio.

Según el informe de la TLC, hay actualmente 14.088 carros Uber en la ciudad, comparado con 13.587 taxis amarillos. Uber ha estado operando en Nueva York desde el 2011.“Es más fácil, tú los llamas y ellos te recogen. Es bien simple”, dijo Christian Pratts, residente de Nueva York.

En tan solo seis años, la facilidad que Uber ofrece a sus clientes ha llevado a la empresa a ser valorada en 40.000 millones de dólares. Más —según analistas— que grandes compañías como Kraft, Delta y Macy’s.

“Para mí Uber es más conveniente porque trabajo en una oficina y todo es el tiempo. A veces los taxis amarillos cambian de turno y no te quieren llevar a tu destino”, dijo Felipe Morales, residente de Nueva Jersey.

Esto, sin embargo, no significa que los taxis amarillos están en peligro de desaparecer del panorama de Nueva York. A pesar del aumento en vehículos registrados con Uber, los taxis amarillos aún trasladan a muchos más pasajeros cada día: 15 por cada uno que solicita un Uber, según la TLC. Y aún hay muchas personas que los prefieren.

“Uso los amarillos. Siempre los veo en las calles y se me hace más fácil”, dijo Jonathan Kichni, residente de Nueva York. 

Aunque la TLC dice que no puede confirmar cifras exactas, Uber asegura que sus conductores tienen más flexibilidad para ganar mejores sueldos que los de los taxis tradicionales.

Los carros de Uber suelen ser privados dando a los conductores la oportunidad de trabajar su propio horario, mientras que conductores de los taxis amarillos son contratados por el propietario del auto. Además, según estimados, el sueldo de un conductor de taxi en la ciudad es aproximadamente 50.000 dólares al año, comparado con alrededor de 90.000 dólares al año con Uber.

A diferencia de los conductores de taxi, los conductores de Uber no están obligados a colectar impuestos por pasajeros ni a comprar las licencias otorgadas por la ciudad para operar legalmente. Esto ha forzado a las autoridades de la ciudad a reducir los precios de las licencias y a los dueños de taxi a dejar de cobrar impuestos y sobrecargos a sus pasajeros.

“El costo de las licencias requeridas para operar un taxi han caído un 20 % y también hemos visto una caída en los sobrecargos o los impuestos que colecta cada vehículo que van directamente a la ciudad de Nueva York para pagar servicios como librerías, los departamentos de policía y bomberos y el arreglo de las carreteras. Si los taxis no están colectando ese dinero, la ciudad no lo está recibiendo”, dijo Phillips Woods, directora ejecutiva del Comité para la Seguridad de los Taxis, una organización que apoya una propuesta para limitar el número de vehículos registrados con Uber.

Sin embargo, Matthew Wing, portavoz de Uber, respondió que “los hechos demuestran claramente que Uber está cambiando el panorama del transporte de la ciudad de Nueva York para mejor. Estamos ampliando el alcance del transporte público, centrando nuestro servicio en los exteriores de la ciudad donde los taxis no van. No nos extraña que la industria trataría de detener este progreso y cualquier esfuerzo para ofrecer a más conductores, mejores oportunidades de obtener mejores ingresos”.

Uber incluso ha expresado interés en ampliar su alcance en la ciudad de Nueva York por unos 10.000 autos en el próximo año.

Rachelle Krygie de CNN contribuyó en este reporte


Secciones: Estados Unidos • Noticias • Tecnología