La vida Steve Jobs
25 marzo 2015
08:40 AM ET

6 cosas que no sabías de Steve Jobs

NUEVA YORK (CNNMoney) — ‘Becoming Steve Jobs’, la nueva biografía del fallecido CEO de Apple, sale a la venta este martes.

Al libro, escrito por Brent Schlender y Rick Tetzeli, lo promueven como un retrato exhaustivo de uno de los directores corporativos más famosos de la historia.

La vida de Steve Jobs en fotos

Los ejecutivos de Apple han elogiado el libro en las últimas semanas. Aseguran que es una representación más precisa del carácter de Jobs que la semblanza realizada por Walter Isaacson en ‘Steve Jobs’, escrita con la colaboración del propio fundador de Apple.

Esta última biografía se basa en entrevistas con los asociados de Jobs y altos ejecutivos de Apple, incluyendo el actual CEO Tim Cook.

La imagen que evoca el libro, según extractos publicados y una breve descripción, es de un líder visionario y exigente que no era tan egoísta o arrogante como había sido pintado anteriormente.

"[Jobs] se preocupaba mucho por las cosas", dice el nuevo libro citando a Cook. “Sí, era un apasionado de las cosas, y quería que fueran perfectas. Y eso lo hacía genial”.

"Y mucha gente confundió esa pasión con arrogancia", dijo Cook. "Él no era un santo. No estoy diciendo eso. Ninguno de nosotros lo es. Pero es totalmente falso que él no fuera un gran ser humano".

La revista Fast Company, donde Tetzeli es editor ejecutivo, ha publicado varios fragmentos del libro en los últimos días que brindan nueva información acerca de la vida de Jobs y la historia de Apple. Éstos son algunos de los detalles:

1. Su característica favorita del iTunes

Esto tal vez no sorprenda por lo que sabemos sobre la experimentación de Jobs con el ácido LSD, pero cuando Apple presentó iTunes en 2001, el empresario dijo que su parte favorita de la plataforma de música digital era el visualizador “psicodélico que generaba imágenes móviles, coloridas, abstractas y ‘viajadas’ en la pantalla derivadas de cualquier tipo de música que se estuviera reproduciendo".

2. "Al carajo con Neil Young"

Estas fueron más o menos las palabras que Steve Jobs le dedicó a Neil Young. El icono del rock clásico había criticado la calidad del sonido de la música digital, diciendo que era inferior a las grabaciones analógicas de la era de Young.

Young se ofreció a enviarle a Jobs una serie de sus grabaciones en vinilo, pero Jobs no quiso saber nada. "F–k Neil Young" (Al carajo con Neil Young), dijo Jobs que cuando se enteró de la oferta, de acuerdo con el libro. Luego le dijo a uno de los autores: "And f–k his records. You keep them" (Y al carajo con sus discos. Tú quédatelos).

3. El discurso en Stanford por poco no sucede

Jobs pronunció su más famoso discurso ante estudiantes de la universidad Stanford en 2005. Sin embargo, una serie de contratiempos casi impidió el evento.

Para empezar, Jobs no podía encontrar las llaves de su camioneta. Su esposa, Laurene, accedió a llevarlo, junto con sus tres hijos. Cuando finalmente llegaron a Stanford, un oficial de la policía les impidió la entrada, diciendo que el estacionamiento estaba lleno.

"Usted no entiende", Laurene dice en el libro. "Tengo aquí a quien pronunciará el discurso inaugural. Él está aquí en el coche. ¡De verdad!"

El oficial miró a Jobs, que llevaba sus habituales vaqueros gastados, sus sandalias Birkenstocks y su playera negra.

"¿En serio?" dijo el oficial levantando las cejas. "¿Cúal de ellos?"

Todos en el coche estallaron en carcajadas y Jobs intervino: "En serio", dijo Jobs levantando la mano. "Soy yo".

4. El gurú del diseño temía por su trabajo

Cuando Jobs regresó a Apple en 1997, Jony Ive, actual vicepresidente de diseño en la compañía, estaba convencido de que iba a ser despedido.

Ive recuerda que conoció a Jobs por primera vez cuando el recién reinstalado CEO estaba resuelto a reducir la línea de productos de Apple.

"Creo que acudió al estudio esencialmente para despedirme", dice Ive en el libro. En cambio, Ive se convirtió en diseñador jefe de Apple y Jobs más tarde lo llamaría "una especie de angelote".

5. Tim Cook le ofreció a Jobs un trozo de su hígado

En 2009, cuando Steve Jobs se encontraba en sus últimos años de vida, vencido por el cáncer, Tim Cook ofreció a su jefe un pedazo de su hígado.

Cook, preocupado por la frágil condición de Jobs, fue a hacerse pruebas de sangre, de acuerdo con la biografía. Resultó que Cook era compatible y podía donarle a Jobs una parte de su hígado. El trasplante tenía una alta probabilidad de éxito para ambos pacientes.

Pero según el libro, Jobs se negó. “Me detuvo inmediatamente, casi antes de que las palabras salieran de mi boca, dijo Cook. No. Nunca permitiré que hagas eso. Nunca haría eso”.

Cook dijo que la decisión de Jobs de rechazar su hígado fue un acto altruista.

“Steve sólo me gritó cuatro o cinco veces durante los 13 años de conocernos, y ésta fue una de ellas”, dijo Cook.

6. Jobs le contó al CEO de Disney de su cáncer media hora antes del anuncio de la venta de Pixar

En 2006, Jobs le dijo al director de Disney Robert Iger que su cáncer había regresado y tenía "una probabilidad del 50% de vivir cinco años".

Jobs le confió esto a Iger media hora antes de que Disney y Apple anunciaran la venta de Pixar a Disney por 7.400 millones de dólares.

"Mis hijos no lo saben. Ni siquiera lo sabe la junta de Apple. Nadie lo sabe, y no puedes decírselo a nadie", Iger recuerda que Jobs le dijo.

Iger cuenta que Jobs le dio la oportunidad de salirse del acuerdo, que en última instancia se llevó a cabo. Fue el comienzo de una estrecha relación. En una ocasión discutieron comprar Yahoo juntos. Más tarde, el CEO de Disney rechazó la oportunidad de unirse a la junta directiva de Google porque sabía que el creador de Apple se pondría celoso.

Temas: ,
Secciones: Tecnología