23 marzo 2015
10:07 PM ET

Prepararse un café con leche en Venezuela, una odisea que implica hacer fila cuatro horas

Por Osmary Hernández, CNN Español

CARACAS (CNN Español) – Para muchos venezolanos, hacer fila para adquirir productos básicos se ha convertido desde hace meses en una escena común pero no por ello molesta.

Bajo el rayo del sol o la lluvia, muchos deben de pasar varias horas del día esperando, con la esperanza de adquirir alimentos que escasean, como el café, la leche y el azúcar.

"Es bastante frustrante cuando te quieres parar y desayunar, un desayuno normal de un venezolano, una arepa con café con leche y no tienes ni leche ni azúcar ni café", dice Minerva Hernández, una profesora de inglés que compra por kilo para que le dure todo el mes y para ahorrar.

Mientras que en cualquier otro país en todas las tiendas hay productos tan básicos como café, leche y azúcar, en Venezuela la situación es distinta.

LEE: La escasez toca la intimidad de los venezolanos: ahora faltan condones

En el caso del café, el kilo cuesta 189 bolívares (unos 29 dólares), el de azúcar 46 bolívares (unos 7 dólares) y el litro de leche de larga duración 64 bolívares (unos 10 dólares).

A las 8 de la mañana es cuando comienza la búsqueda, pero aunque un venezolano encuentre lo que desea, las ventas son controladas.

Las personas pueden comprar sólo el día que le corresponde a la semana dependiendo del último número de su cédula. Además, a todos los compradores se les toma su huella digital para evitar que compren en exceso. Por ejemplo, sólo está permitido comprar cuatro litros de leche.

Tras recorrer cuatro locales en cuatro horas, Minerva tuvo algo de suerte. Consiguió leche pero no pudo conseguir café. "Ya tengo que irme a seguir trabajando y los demás productos no los pude conseguir".

LEE: McDonald's Venezuela cambia las papas fritas por arepas: ¿Escasez o cambio de menú?

Tampoco encontró Arepa, el pan de los venezolanos hecho de harina de maíz. Ahora, a Minerva sólo le queda recurrir al mercado negro.

El peregrinar de la maestra no es un caso aislado. Según la encuestadora privada Datanálisis, en promedio un venezolano debe de visitar cuatro tiendas para conseguir lo más básico.

Según dicha firma, el 65 % de las personas que se suman a la cola para comprar productos, luego los revenden hasta en 10 veces más caro.

El gobierno del presidente Nicolás Maduro asegura que los controles sirven para evitar el contrabando y ha denunciado que empresarios y opositores son los autores de una “guerra económica” en su contra, con una alta inflación y una escasez inducida.

Pero los críticos de Maduro dicen que todo se trata de malas políticas económicas y falta de incentivos a la producción nacional.