Vinculan a millonario Robert Durst con desaparición de estudiante en Vermont
23 marzo 2015
07:12 PM ET

Vinculan a millonario Robert Durst con desaparición de estudiante en Vermont

Por Shimon Prokupecz, Catherine E. Shoichet y Eliott C. McLaughlin

(CNN) – Autoridades que investigan un caso sin resolver de hace varias décadas en el estado de Vermont confirmaron que hay una conexión entre el millonario Robert Durst y la desaparición en 1971 de Lynne Schulze, una estudiante de Middlebury College.

"Estamos al tanto de la conexión entre la desaparición de Lynne Schulze y Robert Durst", dijo a CNN el capitán Thomas Hanley, del Departamento de policía de Middlebury. "Hemos estado al tanto de esta conexión por varios años y hemos estado trabajando con varias agencias externas mientras seguimos esta pista".

Durst y su entonces esposa Kathleen vivieron en Middlebury en 1971 donde eran propietarios de una tienda de comida orgánica. Hanley no ofreció más detalles sobre qué conexión habría entre Durst y la joven desaparecida.

El FBI hizo un llamado la semana pasada a autoridades locales para que examinen casos sin resolver en Nueva York, Vermont, San Francisco y el sur de California que pudieran estar conectados con Durst.

Al preguntársele sobre el caso de Vermont, el abogado de Durst, Dick DeGuerin dijo en tono sarcástico que posiblemente su cliente "estuvo en Chicago cuando desapareció Jimmy Hoffa", un líder sindical del que no se sabe nada desde 1979. "Es un blanco fácil", agregó DeGuerin.

Este lunes, un juez en Louisiana ordenó que Durst permanezca en prisión sin derecho a fianza mientras avanza su juicio por homicidio en primer grado.

Esto quizá no sea sorpresivo. En 2001, la última vez que se le ofreció dicho derecho, Durst huyó a Pennsylvania, donde las autoridades lo atraparon luego de que intentó robar un sándwich en un supermercado.

Nuevos detalles sobre arresto

Además, este lunes testigos ofrecieron nuevos detalles que llevaron al arresto de Durst el 14 de marzo pasado.

Los investigadores sabían que había dejado su condominio en Houston con cinco maletines el 9 de marzo. Y debido a que una orden judicial permitía rastrear su teléfono, pronto se le localizó en el puerto de Beaumont, Texas.

Sin embargo, cuando el hombre dejó de usar el teléfono, los investigadores le perdieron la pista.

Durst reapareció en las pantallas de los investigadores en el momento en que llamó dos veces a su correo de voz desde un hotel Marriot en Nueva Orleans, lugar donde agentes del FBI lo encontraron y arrestaron.

La semana pasada se supo que Durst tenía consigo 40.000 dólares en efectivo y una máscara de látex para cambiar su apariencia. Este lunes se supo que el FBI también le encontró un número de guía de un paquete de la compañía UPS, mismo que fue luego interceptado: contenía más de 100.000 dólares en efectivo.

DeGuerin, el abogado de Durst, puso en duda la validez de la orden de arresto emitida en Los Ángeles que llevó al arresto de su cliente en Nueva Orleans y dijo que lo encontrado en su habitación en el Marriot no debe de admitirse como prueba ya que los agentes del FBI no tenían autorización para realizar un cateo. También se quejó de que el FBI interrogó a su cliente por tres horas sin que estuviera su abogado presente.

Durst también enfrenta cargos en Nueva Orleans debido a que el FBI le encontró drogas y un arma, lo que sería el primer paso de una larga batalla legal.

El multimillonario fue detenido luego de librarse una orden de extradición para que enfrente el cargo de homicidio en primer grado en California.

Buscado en California

Los fiscales acusan a Durst de mentir y de matar a Susan Berman, una escritora de temas policiales y su confidente, porque ella "fue testigo de un crimen".

Berman recibió un disparo en la cabeza en su casa en Beverly Hills en diciembre de 2000, poco antes de que los investigadores hablaran con ella sobre la desaparición en 1982 de la primera esposa de Durst, Kathleen McCormack Durst.

Aunque Durst siempre ha sostenido que es inocente de ambos crímenes, durante la grabación de un documental en la cadena HBO se incriminó a sí mismo al revelar ante un micrófono que creía apagado que él había matado "a todos".

No es la primera vez que Durst es acusado de asesinato. En 2003 admitió que mató y desmembró a su vecino, pero fue declarado no culpable luego de que argumentó que actuó en legítima defensa.

Anne Woolsey, Amanda Watts, Jean Casarez y Ray Sanchez contribuyeron con este reporte.

Temas:
Secciones: Crimen • Estados Unidos