Una multitud apalea y quema a una enferma mental acusada de quemar un Corán
22 marzo 2015
12:22 PM ET

Una multitud apalea y quema a una enferma mental acusada de quemar un Corán

Kabul, Afganistán (CNN)– Una mujer afgana es arrastrada a un tejado donde una horda enfadad la golpea con un palo. Varios hombres la rodean gritándola. En un momento, el vídeo la muestra en pie con el rostro cubierto de sangre. La empujan al vacío y cae, y abajo, la multitud sigue golpeándola con palos, con piedras, dándole patadas. Luego, en la última parte del video, su cuerpo aparece envuelto en llamas, aunque no se sabe si, en ese momento, ya estaba muerta.

Esta horrible escena ocurrió en Kabul el jueves. Las imágenes difundidas han tenido un efecto dominó, incluyendo una declaración de las Naciones Unidas el viernes condenando lo que llamó "el brutal asesinato y el incendio de una enferma mental de 27 años".

Los padres de la mujer, dijeron a la cadena afiliada a CNN, Tolo News, que su hija sufría problemas de salud mental desde los 16 años.

No se sabe si sus atacantes lo sabían, o si hubiera importado.

¿Qué motivó a la multitud para matarla? Según testigos, corrió el rumor de que la mujer había quemado un Corán. CNN no ha visto ninguna prueba de que incendiara una copia. Tampoco el Ministerio de Hajj y Asuntos Religiosos de Afganistán ha encontrado tal evidencia, según Tolo.

Mark Bowden, jefe de la misión de la ONU en Afganistán actuar, dijo que la quema del Corán daña los esfuerzos para promover "la comprensión y el respeto mutuo entre las culturas y las religiones", aunque añadió: "El brutal asesinato de esta mujer es un acto horrendo", Bowden dijo, "debería dar lugar a un juicio a los responsables, en la medida posible, en virtud de la legislación afgana".

Cuerpo ardía, tirado en el río

Nahid, una mujer de 45 años de edad, dijo a CNN lo que vio y oyó fuera del santuario Shah Do Shamshera, que está enfrente de una mezquita del mismo nombre. Un grupo de mujeres estaban gritando a la víctima, acusándola de quemar el Corán, de acuerdo con Nahid. La mujer gritó.

Esto llamó la atención de los hombres cercanos. La policía trató de cerrar las puertas para mantenerlos fuera, pero no funcionó, dijo el testigo, señalando que muchos hombres saltaron una cerca y comenzaron a golpear a la mujer acusada.

Los golpes y patadas terminaron después de que alguien derramó combustible sobre la mujer y la prendieron, dijo Nahid, que observaba desde el interior del santuario.

"(Ellos) la quemaron y luego arrojaron su cadáver lejos en el río Kabul", dijo.

Hasta el sábado, 11 personas habían sido detenidas en relación con la muerte de la mujer, según el portavoz del Ministerio del Interior Sediq Seddiqi.

Seddiqi dijo que la investigación está en curso.

Su gobierno está "comprometido a proteger y salvaguardar los valores islámicos", incluyendo prohibiciones de quemar el Corán (si eso es, de hecho, lo que hizo esta mujer).

Esa es una responsabilidad del sistema de seguridad y legal de la nación, dijo Ghani, no de afganos individuales.

"No se permite ningún individuo actuar como juez y usar la violencia para castigar a otros de maneras degradantes", dijo el Presidente. CNN Masoud popalzai informó desde Kabul, y de CNN Greg Botelho escribió esta historia de Atlanta.

Temas:
Secciones: Mundo • Noticias • Religión