Tunisian President Beji Caid Essebsi says a third person took part in last week's Bardo museum terror attack in an interview with French TV.
Un tercer terrorista del museo de Túnez logró huir
22 marzo 2015
08:25 AM ET

Un tercer terrorista del museo de Túnez logró huir

Túnez (CNN)– El presidente tunecino, Beji Caid Essebsi confirmó que una tercera persona participó y huyó tras el ataque terrorista del museo del Bardo la semana pasada. Lo explicó en una entrevista el domingo con cadena de televisión francesa iTele."Había tres terroristas y uno huyó. Aunque no llegará muy lejos", dijo Essebsi.

Anteriormente se habían identificado dos sospechosos – Yassine Labidi y Saber Khachnaou – aunque no se pudo confirmar de inmediato que se trataran de la pareja a la que derribaron las fuerzas de seguridad tunecinas.

Las autoridades han detenido a nueve personas en relación con el ataque, aunqu la cifra sube hasta 20 personas, según Reuters. Entre ellos cuatro directamente vinculados con el atentado, cuya autoría reclamó ISIS, de acuerdo con Essebsi.

La mayoría de las 23 víctimas eran extranjeros, haciendo que el proceso de identificación sea más complicado. Diecinueve de ellos eran turistas que habían estado en dos cruceros que atracaron en Túnez. Entre las víctimas había ciudadanos franceses, españoles, italianos, británicos, japoneses, rusos y <a href="http://cnnespanol.cnn.com/2015/03/18/al-menos-8-muertos-durante-toma-de-rehenes-en-tunez/&quot; title="Dos colombianos y dos españoles, entre los 19 muertos en el ataque en Túnez están entre aquellos que han sido identificados formalmente hasta ahora.

Once de las personas heridas en el ataque seguían el sábado ingresadas en el hospital en Túnez el sábado, según ocnfirmó a CNN el oficial en el Centro de Crisis de Túnez.

ISIS, responsable
En un mensaje de audio publicado en línea el jueves, ISIS se atribuyó la responsabilidad por el ataque del miércoles, en el que según explicó se dirigía contra "cruzados y apóstatas" y se realizó con "armas automáticas y granadas de mano." CNN no puede verificar de forma independiente la legitimidad de la declaración de audio.

Ese derramamiento de sangre es "sólo el comienzo", el mensaje ISIS advierte – una amenaza que añade urgencia extra para los investigadores tunecinos.

Quién era Yassine Labidi
Un tío de Yassine Labidi, Abeld Malik Labidi, dijo a CNN el viernes sorprendido que nadie había notado ningún signo de extremismo en su sobrino de 26 años. Pero Yassine Labidi fue uno de los dos pistoleros que murieron en el museo.

"Es cierto que Yassine participó en este ataque terrorista, y fue asesinado", dijo. Pero, en su opinión, Yassine y otros tunecinos jóvenes como él también son víctimas del terrorismo – de los reclutadores que les pagan dinero, organizan la logística y los llevan a lugares como Siria y Libia para formarse como combatientes.

Él conocía muy bien a su sobrino, dijo. "Después de la revolución de 2011 comenzó a rezar, antes él era un chico corriente que incluso bebía cervezas de vez en cuando, como cualquier otro un joven tunecino. Él no era ningún radical".

Lo único que les extrañó fue la desaparición de Yassine durante un mes, dijo. Aunque su sobrino dijo que había ido a la ciudad tunecina de Sfax a trabajar, su familia ahora sospecha de que él hubiera viajado a Libia debido a los números de teléfono desde los que llamaba.

"Cuando regresó su comportamiento era el mismo: Él seguía siendo el mismo, tranquilo, serio... Nadie notó nada, incluso los vecinos con los que hablé", dijo Malik Abeld Labidi.

"Él saludaba a todos, rezaba, él tomaba su café, incluso en el día del ataque tomó su café con su familia y se fue a trabajar".

Familia 'sorprendida' por los acontecimientos
Abeld Malik Labidi dijo que el padre de Yassine, y su hermana y hermano habían sido sometidos a largos interrogatorios por la policía antiterrorista desde el ataque. Los oficiales se habían apoderado de la computadora y el teléfono de su sobrino, y tomaron muestras de sus huellas dactilares, dijo.

Un primo de Yassine, quien pidió no ser identificado, dijo a CNN que la familia se sorprendió por lo que había sucedido.

"Estamos todos consternados, hemos perdido a alguien, incluso si lo que hizo estuvo mal, que Dios lo perdone. Aquellos que mató eran inocentes, ¿por qué te vas y haces daño a los australianos, japoneses ... nuestro Islam no menciona nada sobre matar a la gente, el Islam nunca ha sido esto ", dijo.

También dijo que no tenía ni idea de cómo se había radicalizado su primo, diciendo que era "un hombre normal... pero no un extremista."

El ministro de Seguridad Rafik Chelly, dijo el viernes que los dos extremistas que atacaron el museo recibieron entrenamiento en los campamentos en Libia. Los sospechosos fueron activados a partir de células durmientes en Túnez, dijo.

"Dejaron el país de forma ilegal en diciembre pasado rumbo a Libia, y fueron entrenados con armas allí", dijo a la cadena privada Alhiwar Ettounsi TV.

Al igual que Túnez, Libia vio su antiguo líder Muamar Gadafi derrocado durante la ola regional de revoluciones conocidas como la Primavera Árabe. Pero a diferencia de su vecino al oeste, Libia ha estado plagado de inestabilidad y violencia – en gran parte asediados por terroristas islamistas.

CNN Claudia Rebaza informó desde Túnez y Laura Smith-Spark escribió desde Londres. Los reporteros de CNN Radina Gigova y Greg Botelho contribuyeron a este informe.