18 marzo 2015
10:47 PM ET

Dos meses después, aún no se ha determinado la causa de la muerte de Nisman

Por Iván Pérez Sarmenti, CNN Español

(CNN Español) - Se cumplen dos meses de la muerte del fiscal Alberto Nisman y solo se sabe que murió de un disparo en la cabeza. Mientras su exmujer asegura que fue asesinado, la justicia aún no ha determinado las causas de su muerte.

Día tras día se conocen nuevas aristas del caso y detalles de la vida privada del fiscal.

La Justicia determinará este jueves si da curso a la denuncia de Nisman contra la mandataria, que ya fue desestimada por un juez federal, pero apelada por un fiscal. En tanto, la causa sigue un curso cada vez más complejo.

Incertidumbre

La Justicia no ha logrado establecer cómo, cuándo ni por qué murió, a pesar de las hipótesis de asesinato que manejaron la propia presidenta Cristina Fernández y Sandra Arroyo, exesposa, querellante en la causa en nombre de las dos hijas que tuvo con el fiscal.

Para Arroyo, "Nisman no sufrió un accidente, Nisman no se suicidó, a Nisman lo mataron y su muerte fue un magnicidio de proporciones desconocidas que merece respuestas en mi opinión de parte de las instituciones de la República".

Los estudios realizados por los peritos contratados por Arroyo se contraponen en varios puntos con la autopsia oficial realizada por el Cuerpo Médico Forense en los que se basa la fiscal que lleva la investigación, Viviana Fein, para afirmar que aún no hay indicios claros que permitan descartar o confirmar ninguna hipótesis.

"La fiscalía hoy no tiene claro por los peritos oficiales en la causa y por las demás pruebas que hay en la causa que podamos hablar hoy de un homicidio", dijo Fein, quien fue ratificada en su cargo.

Ocho semanas de incertidumbre e hipótesis

La presidenta habló de una supuesta operación para desestabilizar a su gobierno por parte de agentes de inteligencia desplazados, a los que relacionó con la muerte del fiscal y a la denuncia que, cuatro días antes de morir, Nisman realizara contra la mandataria por, supuestamente, encubrir a los sospechosos iraníes acusados del atentado a la mutual judía AMIA, que en 1994 causó 85 muertos.

Esto motivó, entre otras cosas, la apertura del Congreso durante su receso estival para sancionar la reforma de los servicios de espionaje del país a través de un trámite veloz a pedido del Ejecutivo, fuertemente cuestionado por la oposición.

También hubo una multitudinaria movilización al cumplirse un mes de la muerte de Nisman, organizada por un grupo de fiscales. Mientras el gobierno calificó la marcha como un acto político opositor, miles de personas marcharon bajo la lluvia en silencio junto a la familia del fiscal para homenajear a Nisman y pedir que se conozcan las causas de su muerte.

Lagomarsino, el único imputado

Por el momento, la causa solo tiene un imputado, Diego Lagomarsino, por haberle entregado a Nisman el arma con que fue muerto.

A Lagomarsino, un experto en informática que trabajaba con el fiscal, primero se lo intentó vincular sentimentalmente con Nisman, y luego con manejos económicos poco claros con el fiscal.

Su abogado defensor descartó esas versiones, pero confirmó que ambos poseían una cuenta bancaria en el exterior y presentó un escrito ante la Justicia donde reveló supuestas manejos irregulares por parte de Nisman, que el gobierno amplificó este miércoles.

El jefe de Gabinete Aníbal Fernández dijo que se trata de "un montón de sinvergüenzas, incluyendo a Nisman”.

“Ahí lo que está diciendo Lagomarsino que estaba tomando de Nisman es que de los 40.000 pesos que le daban, 20.000 se los depositaba en la cuenta. Por lo pronto, lo que esta haciendo no yendo a trabajar y utilizando ese dinero es una malversaciones de caudales públicos".

Temas: ,
Secciones: Argentina