"Los maté a todos”, confiesa el millonario Robert Durst sobre presuntos asesinatos
16 marzo 2015
02:43 PM ET

"Los maté a todos”, confiesa el millonario Robert Durst sobre presuntos asesinatos

Por Holly Yan y Catherine Shoichet

(CNN) — Él admitió haber disparado y descuartizado a su vecino, pero fue absuelto de asesinato.

Era sospechoso de la desaparición de su primera esposa, pero nadie logró relacionarlo.

Y justo antes de que su amiga fuera a hablar con los investigadores, fue asesinada –estilo ejecución.

La vida del millonario heredero del sector inmobiliario, Robert Durst, es tan extraña que HBO hizo una serie de documentales sobre el tema llamada "The Jinx". Pero dos grandes giros en los eventos acaecidos el fin de semana podrían terminar con la libertad de Durst: su arresto en Nueva Orleans por una matanza ocurrida en el año 2000, y la transmisión de sus murmullos en los baños, los cuales fueron captados por su micrófono que estaba transmitiendo en vivo.

"¿Qué demonios hice?" dice Durst desde un cuarto de baño al final del documental... "matarlos a todos, por supuesto".

Su abogado argumenta que no lee gran cosa en los comentarios. Pero después daremos más detalles sobre esto.

Para entender las complejidades de la vida de Durst –y las muertes vinculadas a ella– tenemos que empezar por el principio:

La desaparición de su esposa

Lo que sabemos: Durst amasó su fortuna con el negocio de bienes raíces de su familia, The Durst Organization, la cual posee un grupo de edificios de alto perfil en Manhattan.

Su primera esposa, Kathie McCormack, iba camino a la escuela de medicina en Nueva York cuando desapareció en 1982.

"Esa noche la acompañé y la dejé en el tren de Westchester que se dirigía a la ciudad. Esa fue la última vez que la vi", testificó Durst aproximadamente una década más tarde en un caso separado.

McCormack les había dicho a sus familiares y amigos cercanos que su marido había comenzado a abusar físicamente de ella. Declaraciones juradas hechas por su hermana, un abogado y un amigo de la familia afirmaban que McCormack les había dicho que ella fue agredida físicamente por Durst durante su matrimonio.

A pesar de una nube de sospechas que se levantó a lo largo de los años, Durst nunca ha sido arrestado por la desaparición.

Lo que no sabemos: ¿qué le sucedió realmente a Kathleen Durst? El New York Times dijo que ella ha sido declarada legalmente muerta.

La muerte a tiros de su amiga

Lo que sabemos: la escritora de temas criminales, Susan Berman, era una vieja amiga de Durst. En el año 2000, cuando los investigadores reabrieron el caso por la desaparición de la primera esposa de Durst en 1982, ellos hicieron planes para visitar a Berman en Los Ángeles.

"Ella era la confidente de Robert Durst. Lo conocía bien", dijo Jean Casarez de CNN. "Y justo días antes de que los investigadores volaran a California para hablar con ella sobre lo que pudo haber sabido acerca de la desaparición de Kathleen Durst, a ella la mataron disparándole estilo ejecución en su sala de estar".

Un rápido avance desde hace 15 años hasta este fin de semana que pasó: la detención se realizó al vincularlo con la muerte de Berman. (Mira más abajo).

Lo que no sabemos: no sabemos si Durst fue la persona que envió una carta anónima a la policía diciéndoles que había un cadáver en la casa de Berman.

Un análisis de escritura de la policía mostró que la letra en esa tarjeta parecía la de Durst, le dijo el autor Miles Corwin a CNN en 2004.

Sin embargo, en "The Jinx", el hijastro de Berman revela una carta de Durst que encontró entre las pertenencias de ella.

"Si ves en la carta, la letra es sorprendentemente similar", dijo Michael Daly, un corresponsal especial de The Daily Beast.

Desmembramiento de su vecino

Lo que sabemos: en 2001 –casi dos décadas después de la desaparición de su esposa y un año después del asesinato de Berman– el millonario Durst se mudó a un apartamento en el que pagaba 300 dólares al mes en Galveston, una ciudad costera de Texas.

Durst testificó que se escondió en Galveston y se hizo pasar por una mujer muda porque tenía miedo pues estaba enfrentando un creciente escrutinio, informó Court TV en ese momento.

Se involucró en una pelea con su vecino, Morris Black, y admitió que le disparó y lo mató.

Los fiscales dijeron que Durst planificó el asesinato de Black con el fin de robar su identidad. Los abogados defensores dijeron que Black entró al apartamento de Durst y Durst le disparó accidentalmente mientras ambos hombres forcejeaban por una pistola.

Durst testificó que él entró en pánico y decidió cortar el cuerpo de Black y tirar los pedazos.

"Podía entender el pánico de Durst", dijo Joanne Gogora, miembro del jurado, después de la absolución en 23003.

Lo que no sabemos: por qué Dust optó por escapar a Pensilvania después de matar a tiros y desmembrar a su vecino.

Él violó su libertad condicional y casi escapa, de no ser por un emparedado que el heredero robó de una tienda. Fue capturado en Pensilvania por hurto, a pesar de que tenía cientos de dólares en su bolsillo.

Su arresto durante el fin de semana

Lo que sabemos: Durst fue arrestado en relación a la muerte estilo ejecución de Burman, la escritora de crímenes.

Las autoridades lo encontraron el sábado en un hotel de Nueva Orleans, donde se estaba alojaba con un nombre falso y portaba una licencia de conducir falsa, según el agente del orden público con conocimiento del caso.

Él había pagado en efectivo y las autoridades creen que se estaba preparando para salir del país y huir hacia Cuba, dijo el agente.

"Como resultado de las pistas de investigación y la evidencia adicional que ha salido a luz en el último año, los investigadores han identificado a Robert Durst como la persona responsable de la muerte de la Sra. Berman", dijo la Policía de Los Ángeles.

Lo que no sabemos: en qué consiste la nueva evidencia que llevó a las autoridades a detener a Durst.

Él permanece en una cárcel de Nueva Orleans —sin fianza— y está a la espera de una audiencia de extradición el lunes por la mañana.

"Vamos a renunciar a la extradición y llegaremos a Los Ángeles lo más pronto que sea posible para responder a los cargos", le dijo Lewis, su abogado, a CNN.

Sus confusos comentarios

Lo que sabemos: la serie documental "The Jinx" de HBO salió al aire en seis episodios y finalizó el domingo.

Inmediatamente después de la última filmación, Durst entra al baño, al parecer sin darse cuenta que su micrófono aún estaba encendido.

"Ahí está. Te atraparon", dijo.

Luego divaga con una serie de frases, que al parecer no tienen ninguna relación, antes de decir: "Él estaba en lo cierto. Yo estaba equivocado".

Luego, hace los comentarios más intrigantes: "¿Qué diablos hice? Matarlos a todos, por supuesto".

Lo que no sabemos: ¿en realidad, qué significan esas palabras?

Aunque los comentarios parecen ser incriminatorios, su abogado le dijo a "Justice with Judge Pirro" de Fox News que los comentarios hechos sin pensar podrían no significar nada.

"Tu honestidad te podría llevar a decir que antes has murmurado cosas, que posiblemente no quisiste decir", dijo el abogado Chip Lewis.

Cuando se le pidieron sus comentarios a HBO, el canal elogió al director y al productor de la serie a través de un comunicado el domingo.

"Simplemente no podemos decir lo suficiente sobre el excelente trabajo que hicieron Andrew Jarecki y Marc Smerling en la producción de The Jinx", dijo HBO, la cual es propiedad de Time Warner, la empresa matriz de CNN. "Los años de preparación, la investigación exhaustiva y el reportaje persistente reavivaron el interés por la historia de Robert Durst tanto en el público como en la policía".

Jim McCormack, el hermano de la primera esposa de Durst, dijo que le complace ver que la habilidad de Durst para evadir la condena pueda estarse evidenciando.

"El efecto dominó de la justicia está empezando a hacer su efecto", dijo. "A través de nuestra fe, esperanza y oraciones, el último dominó hará que el caso de Kathie se cierre y que se le haga justicia".

Shimon Prokupecz, Vivian Kuo, Jean Cesarez, Jack Hannah, Kyung Lah, Carma Hassan y Linh Tran de CNN y Nancy Grace de HLN contribuyeron con este reportaje.

Temas:
Secciones: Estados Unidos