Al menos 14 muertos en ataques suicidas en comunidad cristiana al este de Pakistán
15 marzo 2015
01:53 PM ET

Al menos 14 muertos en ataques suicidas en comunidad cristiana al este de Pakistán

Por Sophia Saifi y Jethro Mullen, CNN

(CNN) — Un grupo de bombarderos suicida atacó una comunicad cristiana al este de Pakistán el domingo, donde al menos 14 personas murieron y quedaron docenas de heridos, informaron las autoridades.

El Talibán pakistaní se adjudicó el ataque y advirtió que habrá más.

Las dos explosiones en la Colonia Nishtar, de la ciudad de Lahore, hirieron por lo menos a 78 personas, indicó el médico Muhammed Saeed Sohbin, superintendente médico del Hospital General Lahore.

Un video de la escena, transmitido por GEO News, afiliada de CNN, mostró pedazos de metal torcido, vidrios rotos y residentes aterrados afuera de la iglesia. Ambulancias y personal de seguridad llegaron al lugar, así como cañones de agua para dispersar a la multitud.

El Talibán pakistaní se reúne

Ehsaulla Ehsan, vocero del Talibán de Pakistán, dijo vía telefónica que su grupo es responsable por los ataques suicidas y declaró que estos seguirán hasta que se implemente la ley sharia en el país.

Tras un periodo de separación, las tres facciones más grandes del grupo separatista anunciaron que se unirían nuevamente bajo el nombre Tehrik-i-Taliban, o TTP.

El primer ministro condena el ataque

La milicia pakistaní ha realizado una campaña contra el grupo en la región de Waziristán del Norte, una de las áreas tribales menos vigiladas en la frontera con Afganistán.

El primer ministro pakistaní, Nawaz Sharif, cuyo gobierno mantuvo pláticas poco exitosas con el TTP el año pasado, condenó los ataques del domingo, de acuerdo con un comunicado de su oficina.

Sharif pidió a los gobiernos locales reforzar la seguridad y “tomar todas las medidas posibles” para proteger a las personas y propiedades, dijo en un comunicado.

Una pareja cristiana quemada

El último gran ataque de la comunidad cristiana de Pakistán tuvo lugar en 2013, cuando unos atacantes suicidas llegaron a una iglesia al noroeste de la ciudad de Peshawar y mataron a 80 personas.

Más recientemente, una pareja cristiana murió quemada en noviembre, durante un disturbio que los acusaba de blasfemia.

“La comunidad cristiana es un objetivo fácil para los militantes en Pakistán”, indicó Rabia Mehmood, investigadora del Instituto Jinnah, un instituto de investigación pakistaní. “Pero generalmente los cristianos y otras minorías religiosas están bajo constante amenaza por los elementos extremistas en la sociedad y la intolerancia religiosa”.

Otras minorías en este país, predominantemente musulmán, también han sido objetivo de ataques este año. El mes pasado, un ataque a la mezquita chiita en Peshawar 19 personas murieron e docenas qudaron heridas. El Talibán también se adjudicó ese ataque.

Sophia Saifi reportó desde Karachi, Paquistán y Jethro Mullen escribió desde Hong Kong. Brian Walker, Saleem Mehsud y Adeel Raja contribuyeron con este reporte.

Temas:
Secciones: Asia