Tras tiroteo a policías, Ferguson busca la calma
14 marzo 2015
12:41 PM ET

La difícil tarea que le espera al próximo jefe de policía de Ferguson

Por Michael Pearson, CNN

(CNN) - Empatía... confianza... y pasión. Estos son los rasgos que el próximo jefe de policía de Ferguson, Misuri, necesitará para reducir la inmensa desconfianza que existe entre la comunidad y la policía.

Al menos eso es lo que dice Cecil Smith. Y quizás él debería saberlo.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Smith es el jefe de policía de Sanford, Florida, otra comunidad sacudida por las tensiones raciales y las mediocres relaciones entre la policía y comunidad luego del tiroteo de alto perfil de un adolescente negro... la muerte de Trayvon Martin en el 2012.

Y si la experiencia de Smith sirve de guía, se requerirá de "mucha oración y un poco de estimulación" para convencer a alguien de que acepte ocupar el cargo que dejó vacante esta semana el jefe Thomas Jackson.

"Esa comunidad, como vemos, ha estado lastimada y luchando desde hace algún tiempo", dice.

¿Y cómo?:  

– La comunidad sigue profundamente marcada por los acontecimientos que ocurrieron el año pasado, luego de que el agente blanco de la policía de Ferguson, Darren Wilson, matara a tiros al adolescente afroamericano y desarmado Michael Brown, así como por la decisión que el Gran Jurado de St. Louis tomara en noviembre en relación a no presentar cargos contra Wilson, quien posteriormente renunció. Las ocasionales protestas violentas y las respuestas severas por parte de la policía intensificaron las divisiones y la desconfianza.

– El departamento de policía ya se estaba quejando por el épico peso de meses de protestas casi constantes y porque la semana pasada el Departamento de Justicia publicó un informe condenatorio en el que se encontró evidencia de una conducta discriminatoria por parte de los agentes de Ferguson.

– Sumado a eso, el evidente temor que enfrentan los agentes luego de que mataran a tiros a dos agentes de la policía la madrugada del jueves, solo horas después de que Jackson renunciara.

La decisión de Jackson de renunciar fue un acuerdo mutuo entre el jefe de la policía y la ciudad, les informó el alcalde James Knowles a los periodistas. Él recibirá su indemnización por despido y un año de seguro médico, y la próxima semana el teniente coronel Eickhoff tomará las riendas de la policía de Ferguson.

La ciudad pondrá en marcha una búsqueda a nivel nacional para encontrar un reemplazo permanente, dijo Knowles.

"La ciudad de Ferguson pretende convertirse en un ejemplo de cómo una comunidad puede seguir adelante en medio de la adversidad. Tenemos el compromiso de mantener a nuestro departamento de policía, uno que exhiba el más alto grado de profesionalismo e imparcialidad", dijo Knowles, quien también ha sido blanco de los manifestantes que exigen su renuncia.

Para lograr eso, podrían recurrir a Sanford para que les sirva de guía.

En ese lugar, la confianza en el Departamento de Policía tocó fondo a raíz de la muerte a tiros de Trayvon Martin. Aunque ningún agente de policía estuvo involucrado en el tiroteo, el enojo debido a su incapacidad para arrestar al asesino del adolescente, George Zimmerman, intensificó las relaciones en la comunidad, lo cual resultó en el despido del jefe de la policía, Bill Lee. Finalmente, Zimmerman fue detenido y el jurado lo absolvió.

Smith se dio cuenta del caos desde Elgin, Illinois, donde era subdirector de la policía. Su exjefe en Illinois le sugirió que considerara el puesto, así que viajó a Florida en su tiempo libre para conocer la comunidad y determinar qué dividía a los residentes y a la policía. Él aún no sabe cómo explicar por qué aceptó el trabajo.

"El primer año, yo todavía me preguntaba, ¿sería una decisión inteligente?",   bromeó Smith. Pero ahora las cosas han mejorado, dice.

Luego de aceptar el trabajo, Smith se propuso invertir tiempo para "caminar y conversar" en Sanford, creando relaciones con los líderes comunitarios y residentes comunes y corrientes. Dentro del departamento, intensificó la formación en cuanto al compromiso y la vigilancia ética. También intensificó el reclutamiento de oficiales afroamericanos.

"Una de las cosas que está pasando es que no hay personas que se parecen a nosotros en la comunidad", dijo Smith, quien es afroamericano.

Él se hizo cargo de las promociones que se habían demorado por mucho tiempo. E incluso presidió un cambio de imagen, designando a algunos agentes para que ayudaran a elegir los nuevos uniformes.

El nuevo jefe de Ferguson posiblemente tendrá que hacer algunas de las mismas cosas, dice Smith.

Los líderes comunitarios y otros agentes están de acuerdo.

"Tenemos que abordar el tema cultural aquí para asegurarnos de que quien vaya a ocupar el puesto del jefe de policía Jackson no sea un rostro nuevo y un nombre nuevo con el mismo tipo de problemas", según Patricia Bynes, miembro del comité democrático del municipio de Ferguson, le dijo el martes a CNN. "Tenemos que abordar seriamente la cultura del departamento de policía y de los tribunales municipales, así como la forma en que la ciudad es administrada".

El Comisionado de la Policía de Nueva York, William Bratton, dijo que hay dos temas que afectan a los jefes de las fuerzas policiales.

Por un lado, está la falta de confianza por parte de la comunidad y, por otro lado, la falta de confianza que algunos agentes tienen en su liderazgo.

En cuanto al primer problema, dijo: "Debes estar dispuesto a aceptar que es necesario cambiar".

Para John Vanek, consultor en liderazgo de la policía, quienquiera que asuma el cargo del departamento de policía de Ferguson tendrá que tener los mismos rasgos de liderazgo valorados en las salas de juntas de todo el mundo –la capacidad de formar alianzas a través de líneas de organización, pensar diferente, convertir el fracaso en éxito y hacer todo frente al foco de atención de los hostiles medios de comunicación. Pero eso es más fácil decirlo que hacerlo.

"Habrá mucha hostilidad en Ferguson durante mucho tiempo", dijo.

Entonces, ¿acaso el nuevo jefe de la policía tiene que ser afroamericano para ayudar a distender las tensiones raciales que agitan a la ciudad?   Esta es la respuesta política: encontrar al candidato adecuado, sin importar la raza.

"Quieres encontrar al mejor candidato para que sea el jefe de la policía", dijo el abogado Benjamin Crump, quien ha representado a las familias tanto de Trayvon Martin como de Michael Brown. "Pero la diversidad es muy importante. Es muy importante que los agentes de policía entiendan a las comunidades, que al menos deseen colaborar con los miembros de la comunidad a la que van a proteger y a servir".

"Existe un viejo dicho en la comunidad negra que dice que todo el mundo está protegido y servido, pero que a nosotros nos vigilan", dijo Crump. "No queremos ser vigilados. Queremos ser protegidos y servidos como cualquier otro ciudadano estadounidense".

Nick Valencia de CNN contribuyó con este reportaje.


Secciones: Noticias