El ICE arresta a más de 2.000 inmigrantes fugitivos
11 marzo 2015
02:00 PM ET

El ICE arresta a más de 2.000 inmigrantes fugitivos

Por Wes Bruer

Washington (CNN) — El lunes, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE.UU. (ICE, por sus siglas en inglés) dijo que arrestó a más de 2.000 personas como parte de un operativo de cinco días destinado a detener a inmigrantes fugitivos relacionados con pandillas y otros antecedentes penales.

La operación recibió el nombre de "Cross Check" y buscaba a "los peores entre los peores criminales", dijo Alejandro Mayorkas, subsecretario de Seguridad Nacional, en una conferencia de prensa el lunes.

De las 2.059 personas arrestadas, casi la mitad tenía condenas por algún delito; 400 estaban acusados de delitos graves. Cincuenta y ocho eran miembros conocidos de pandillas, y había 89 agresores sexuales. Casi 500 de los individuos que fueron capturados en la operación habían regresado a Estados Unidos luego de haber sido deportados.

Los detenidos provienen de 94 países distintos y 163 de los casos serán presentados ante la oficina del Secretario de Justicia de Estados Unidos para enfrentar un proceso penal. Entre ellos se encuentra un ciudadano polaco arrestado en Hartford, Connecticut por posesión de cocaína; un jamaicano con cargos penales en Atlanta, Georgia, entre ellos agresión con un alma mortal contra un policía, y un ciudadano finlandés en Illinois con cargos de posesión de pornografía infantil.

La directora del ICE, Sarah Saldana, enfatizó que quienes fueron apresados o capturados eran personas que "cumplen con nuestras más altas prioridades para lograr la seguridad pública y la seguridad nacional".

La operación estaba dirigida a capturar a los individuos que el secretario del Departamento de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, identificó como las prioridades de aplicación de la agencia en noviembre. La lista incluye a quienes se considera, son amenazas a la seguridad nacional, miembros de pandillas callejeras, delincuentes convictos y delincuentes condenados por delitos graves, así como aquellos que anteriormente habían sido acusados de tres o más delitos menores, como conducir bajo los efectos del alcohol, lo cual representó 912 de los arrestos.

Esta es la quinta medida que la agencia lleva a cabo desde 2011. Hasta la fecha, los esfuerzos —dirigidos por el Centro de Apoyo de Operaciones con Fugitivos —han dado lugar a la detención de 13.214 individuos.

Temas:
Secciones: Estados Unidos