5 minutos con el Apple Watch de oro
10 marzo 2015
10:57 AM ET

5 minutos con el Apple Watch de oro

Por Gabriela Chávez

SAN FRANCISCO (CNNMéxico) — Al intercambiar mi reloj convencional por el inteligente la sensación fue cómoda; no se siente como un aparato en la muñeca, y de no saberlo, no se percibe el hecho de que traes una poderosa computadora de 10.000 dólares atada a la mano.

Este lunes fue la presentación formal de Apple Watch y, aunque solamente fue posible estar con él cinco minutos, estas fueron mis impresiones.

A diferencia del resto de los modelos de Apple Watch, la edición de lujo de 42 milímetros tiene un extensible de piel y un seguro convencional para ajustarlo; la edición de lujo de 38 milímetros se ajusta al poner las correas juntas una encima de la otra y sujetándolas con un broche, el de 42 mm conserva ese detalle de relojería.

En cuanto a la forma del dispositivo la experiencia no va más allá, lo realmente distinto de portar una de estas piezas y no uno análogo, es lo que se puede hacer con ella.

Los círculos en la pantalla de inicio son un compendio de todas las apps en el reloj, el demo tiene cargadas varias de las que el CEO de Apple, Tim Cook, mostró en el escenario durante la presentación: Uber, Shazam, Passport, iMessage y Activity, que registra la actividad física, entre otras.

Entre ellas se puede navegar moviendo el dedo en la pantalla y seleccionando con un toque suave o más fuerte en la pantalla, dependiendo de la función que se busque; o bien, se puede escoger una app con la “corona digital” o botón de menú, que se encuentra en la parte lateral del reloj, más o menos, donde estaría la perilla normal de un reloj análogo.

Durante la demostración, pude moverme dentro del menú del gadget usando ambas formas; me di a la tarea de seleccionar una carátula de pantalla, las opciones van desde manecillas simples, hasta un Mickey Mouse cuyo pie marca los segundos.

Sin embargo, al ingresar a otras apps como música, girar la “corona” funciona sólo para navegar hacia arriba o hacia abajo. Dentro de cada aplicación es preciso aprender los comandos adecuados y cómo salir de una pantalla hacia otra. Sólo debí de presionar la “corona” una vez para salir, pues con dos se activa Siri, y el ruido del lugar no permitía interactuar con ella.

Una de las funciones más nuevas del gadget es la integración con Apple Pay; el despliegue de la información es simple y basta con ir a la derecha o a la izquierda para elegir la tarjeta, seleccionarla y pagar; por proximidad el equipo realiza la transacción, lo cual es útil para mantener las manos libres.

Aunque una vez dentro de la app la experiencia es sencilla, navegar los menús hasta las aplicaciones será una tarea que todo usuario deberá aprender poco a poco.

Una mirada útil

Aunque el Apple Watch está enlazado al iPhone en todo momento, no se siente como una extensión o un gadget que no funcione por sí mismo. El hecho no sólo de recibir notificaciones de llamadas, mensajes, correos electrónicos e incluso sobre cuántos minutos tarda un Uber en llegar, y poder responderlas en pantalla, hacen que el reloj se vuelva bastante útil por cuenta propia.

En cuanto a aplicaciones de salud, la interacción muestra datos suficientes para monitorear el día a día de una persona; sin embargo, dependerá del uso y la constancia que de cada uno para que estas métricas realmente hagan una diferencia en el estilo de vida de la gente, pues de entrada son sólo datos envueltos en un atractivo reloj, que aunque sí resiste el agua, no puede sumergirse.

Durante los cinco minutos que tuve en mi muñeca el Apple Watch, la sensación no fue la de traer un dispositivo; sin embargo, navegar en el sí implica aprender nuevos procesos, diferentes a las costumbres y atajos del sistema iOS de iPhone. Para poder sacarle provecho habrá que conocer y dominar una nueva categoría dentro del sistema operativo iOS.

Cosas como cuántas veces presionar la “corona” para ir al menú de inicio o para dibujar en la pantalla y mandar el dibujo con Digital Touch es algo que poco a poco se va descubriendo.

La vicepresidenta de análisis de Kantar Wordpanel, Carolina Milanesi, dijo que la nueva interfaz es uno de los retos de comercializar el reloj y del cuál depende su éxito.

“Al tenerlos desplegados en las tiendas la gente va a poder familiarizarse con ellos y jugar con ellos. Esto es vital porque son totalmente diferentes a otros productos de Apple y van a tener que aprenderlos a usar. Es el reto de una nueva categoría”, dijo en entrevista con Grupo Expansión durante la demostración de los relojes.

El Apple Watch en su edición de lujo será el único que no será distribuido masivamente; se venderá sólo en algunas tiendas pero aún se ha revelado cuáles serán. El equipo tendrá un precio de 10,000 dólares y estará disponible el 24 de abril en nueve países: Australia, Canadá, China, Francia, Alemania, Hong Kong, Japón, Inglaterra y Estados Unidos.

De acuerdo con Apple aún no está definida una fecha de lanzamiento para otros mercados como México.

Más noticias de Tecnología en CNNMéxico.com

Temas: ,
Secciones: Tecnología