¿Los 50 son los nuevos 40 para la maternidad?
8 marzo 2015
05:49 PM ET

¿Los 50 son los nuevos 40 para la maternidad?

Nota del editor: Kelly Wallace es corresponsal digital de CNN y editora invitada de temas de familia, carrera y vida. Lee sus demás artículos y sigue sus reportajes en CNN Parents y en Twitter.

(CNN) - Antes de que la cantante Sophie B. Hawkins, quien ya tiene un hijo de seis años, decidiera tener otro bebé a los 50, admite que su edad le hacía dudar sobre el inmenso paso que cambiaría su vida.

“Empecé a despertar llorando y preguntándome si era muy vieja, ‘me fallarán de pronto las rodillas cuando cumpla 51?”, dijo Hawkins, quien uso un donante de esperma y un implante de su propio embrión congelado, a la revista People.

“Ahora no tengo ninguno de esos miedos porque me siento saludable y fuerte. También he establecido una red de apoyo muy buena, y eso es clave para cualquiera que vaya a tener un hijo”.

Hawkins forma parte de una pequeña pero creciente tendencia de mujeres que hacen lo que era impensable hace unas décadas: ser mamás a los 50 y más.

De acuerdo con la publicación AARP The Magazine, en 2013, un promedio de 13 niños nacieron de madres de 50 años o más cada semana.

En 2012, las mujeres mayores de 50 tuvieron 600 bebés, un aumento del promedio de 144 nacimientos en 1997, según los datos del Centers for Disease Control and Prevention

Esas cifras no toman en cuenta las mujeres que se convirtieron en madres a través de la adopción o un vientre de alquiler. Mujeres como Deborah, quien tuvo un hijo cerca de los 50, usó un vientre de alquiler después de aprender que mediante la fertilización in vitro, podía quedar embarazada pero no era capaz de llevar el embarazo a término.

OPINIÓN: Ser buena mamá puede costarte el empleo

Unos años más tarde, Deborah tuvo otro hijo después de que la mujer que actuó como vientre sustituto le ofreciera traer a otro bebé al mundo para ella y su esposo.

"Fue la mejor decisión que hemos tomado, o que nos ayudó a tomar… porque sí creo que es un poco pesado para un hijo único el tener padres más viejos,” dijo.

'A veces piensan que soy su abuela'

Deborah, ahora madre de dos niñas de 9 y 13, dice que nunca se ha sentido juzgada o evidenciada por su camino no convencional. Parte de ello es porque está criando a sus hijas en el área de Nueva York, donde es bastante común tener hijos en esta edad.

"Creo que cuando mis hijas eran pequeñas, cuando estaba esperando en la guardería, no era ni siquiera el padre más viejo," menciona. "Si vas a otras partes del país, a veces creen que soy su abuela".

Cyma Shapiro, que adoptó un bebé de Rusia cuando tenia 46 y otro a los 48 y tiene hijastros de 29 y 31 años, no ha sufrido el “¿Eres la abuela?” pero sabe que bastantes mujeres, muchas de las que escriben para su blog MotheringintheMiddle.com, han recibido esos comentarios y peor por su decisión de tener hijos en sus 40, 50 o incluso 60.

"Les dicen ... '¿De verdad podrías haber tenido este hijo? Y ¿Por qué adoptaste a esta edad?’ también ‘Si tú lo tuviste, ¿cómo lo lograste?’”

Después de que Anna Scott saliera en un reportaje especial tras tener a sus gemelos por vientre de alquiler, muchos de los comentarios que recibió no fueron exactamente de apoyo.

"Muchos de los comentarios de ese artículo eran como, 'Ustedes son muy egoístas’ y ‘¿Cómo pueden hacer esto?’ y no leí el resto", menciona Scott, administradora y fotógrafa de Ventura, California.

"Personalmente, no creo que alguien cercano a mí tendría el valor de decirme algo así”.

Frieda Birnbaum de Saddle River, New Jersey, definitivamente escuchó todo eso cuando su decision de tener gemelos a los 60 llegó a las primeras planas en todo el mundo. (Ella tuvo un hijo a los 53 y tiene dos hijos mayores, todos con el mismo esposo).

"Ellos dijeron que yo quería tener gemelos para verme más joven, para hacer una película o escribir un libro,” dijo Birnbaum, una psicóloga investigadora que es invitada regularmente a shows de radio nacionales.

"No lo creo. Tomar progesterona no es algo por lo que arriesgaría mi vida, por un libro… lo hice por que mi esposo lo quería intentar”.

Nadie cuestionó a su esposo sobre esa decision; es parte de la doble moral a la que se enfrentan las madres de edad media.

"Estaba en un programa (de radio) con Rod Stewart, quien acababa de tener un hijo… y ni siquiera lo mencionaron, no fue parte de la discusión para nada." (El séptimo hijo de Stewart nació cuando tenía 60 y su octavo a los 66)

Cuando las mujeres de más de cuarenta fueron noticia

El médico Mark Sauer, vicepresidente del departamento de obstetricia y ginecología del centro médico de la Universidad de Columbia, es uno de los pioneros de la fertilización in vitro en mujeres mayores. Cuando publicó un estudio en 1990 en el New England Journal of Medicine sobre su trabajo con una mujer de 40 años, se convirtió en un evento internacional.

"Fue un titular en todas partes y la gente pensó, con todo derecho bajo el contexto de esa época, que estas mujeres eran realmente viejas” menciona Sauer, quien también es profesor de obstetricia y ginecología y director del programa del centro de cuidado de reproducción femenina en el centro médico de la Universidad de Columbia.

Veinticinco años más tarde, los estadounidenses están más cómodos con la fertilización in vitro y con mujeres quedando embarazadas en los 50, dice Sauer. Hay otras señales, en especial en el campo de la medicina, que la gente se está haciendo a la idea de mujeres teniendo hijos a los 50 o más, dijo.

Los retos de ser madre después de los 50

Ser madre a los 50 o después no es, sin duda, una decisión que las mujeres tomen a la ligera.

Las mujeres que quieren quedar embarazadas, probablemente tendrán que depender de la fertilización in vitro a menos que hayan congelado embriones cuando eran más jóvenes. Una fertilización in vitro con un donador de óvulo puede costar entre 25,000 y 30,000 dólares por un sólo intento. (379,789 a 455,746 pesos).

Mientras más vieja sea la mujer, mayores son los riesgos de hipertensión, diabetes e incluso muerte, dicen los expertos. También hay riesgos asociados al bebé.

"Lo que nunca se menciona en estas historias es que hay muchas mujeres haciendo esto a las que no les funciona. No se embarazan o tienen abortos o incluso tienen hijos con discapacidades y ahora tienen 50, 55 años y tienen que lidiar con ello.”

"Tienen que estar preparadas para eso,” dice Sauer.

Hay retos inmensos para las mujeres que se convierten en madres a través de la adopción o por vientres de alquiler, también.

Scott, la madre de gemelos de 21 meses, dijo que no fue hasta que sus hijos nacieron que comenzó a “enloquecer un poco”.

"Cuando lo piensas, es como, soy vieja y solo me voy a hacer más vieja mientras mis hojos crecen, y cuando se gradúen, van a tener padres viejos y, Dios no lo quiera, probablemente no viva suficiente para ver a mis nietos.”

Shapiro, fundadora de Mothering in the Middle, dice que espera que ella y otras mujeres en sus 40-60 seguirán hablando cándidamente sobre los retos de ser madre en esta etapa, retos que no podrían haber imaginado, pues fueron pioneras.

"Ninguna de nosotras pudo haber presupuesto 10 años después lo que nosotros hubiéramos sentido, como pasar por la menopausia. Ninguna de nosotras entendía realmente lo que implicaba fisiológicamente, hormonalmente, cómo lidiaríamos con ellos, cómo trataríamos a niños pequeños, qué haríamos con padres muriendo o envejeciendo. Lo que quiero decir es que hay temas serios”, dijo Shapiro, quien puso una galería de arte andante para representar a madres de 40 y viajó a 13 locaciones de Canadá y Estados Unidos.

Shapiro dice que su mensaje no es que las mujeres deben reconsiderar ser madres más tarde en la vida, sino que deben considerar la experiencia de las mujeres que lo han hecho, antes de decidir si es el camino para ellas.

"Creo que tenemos la responsabilidad de hablar de la naturaleza de las decisions que tomamos", dijo Sapiro, “o sea, tenemos 10 años de experiencia, muchas de nosotras, o 15, así que creo que es nuestra responsabilidad para con otras mujeres decirles ‘Está bien, sólo piensa sobre esto también’”.

¿Los beneficios? Experiencia y apoyo

Hay suficientes beneficios de ser madre más tarde en la vida, de acuerdo con estas mujeres. Lo que encabeza la lista es la experiencia.

"He pasado por muchas cosas y he llegado a la maternidad con una perspectiva completamente distinta a la de alguien que apenas está empezando", dijo Scott, la madre de gemelos.

"Si tienes una relación cercana con tus amigos, ellos están mucho más adelante que tú así que te puedes beneficiar de sus consejos”, dijo Deborah. “Mi mejor amiga, con quien crecí, su hijo se va a casar y yo apenas veo escuelas preparatorias.”

Y con respecto a los hijos, la mayoría de las madres dicen que sus hijos no los consideran padres viejos sino sólo como sus padres. "Creo que lo que sienten mis hijos es que fueron muy queridos y amados”, dice Deborah.

"Es como un sueño para nosotros, así que todos los días, me despierto y digo ‘soy la persona más afortunada del mundo’ y espero que ellos lo sientan".

Temas:
Secciones: Estados Unidos • Mundo • Niños • Noticias • Salud • Vida