1 noviembre 2014
12:11 PM ET

El Doctor Milagro vive en Bolivia

Por Gloria Carrasco

(CNN Español)– A Mabel castillo y a Mabel Santos no solo les une tener el mismo nombre, sino también un largo tiempo de sufrimiento y desesperanza. Hace 13 años, cuando Mabel Castillo tenía 14, le diagnosticaron Lupus una enfermedad que afecta al sistema inmunológico y destruye células y tejidos sanos. Pero sobrevivió.

"Sentí un gran dolor cuando me lo dijeron" nos comenta, "porque mi cuerpo se iba a destruir poco a poco y que esto no tenía cura y no iba a vivir mucho tiempo…".

Mabel nos confiesa el calvario que fue para ella vivir con esta enfermedad. Varios médicos la desahuciaron pero sus deseos de vivir fueron más fuertes, y a pesar de su crítico estado a los 19 años se casó y poco después tuvo a su pequeño contra todo pronóstico médico.

De ahí en adelante la vida fue mucho más complicada para ella, pues no le quedaban fuerzas para poder criar a su pequeño mientras su salud se deterioraba día a día... hasta que decidió salir a pedir ayuda y una amiga le comento haber visto en un programa de televisión al Dr. Victor Hugo Arce y decidió salir a buscarlo.

Con lágrimas en los ojos nos contó ese primer encuentro.

“Le conté la historia y me dijo: ‘Sabe señora, si en mis manos está evitar que este niño que ha costado que llegue al mundo quede huérfano, yo lo voy hacer’ y se hizo cargo desde ese momento de mi salud”.

Arce atiende gratuitamente a Mabel desde hace 7 años.

Una historia de desesperanza y angustia es también es la que vivió Mabel Santos, a quien hace 4 años le diagnosticaron esclerodermia, una enfermedad que afecta el tejido cutáneo del cuerpo endureciéndolo. Mabel nos dice cuánto ha cambiado su vida desde que conoció al Dr. Arce.

“Yo le digo al Dr. que es mi ángel porque desde la primera sesión he sentido el cambio, puedo hacer las cosas, ya no dependo del resto y me siento muy feliz porque después de 4 años por fin puedo dormir tranquila, sin dolor, y puedo hacer lo que normalmente hacen todos sin ayuda y eso es lo que mas feliz me tiene feliz y puedo pensar en el futuro de mi hijo que tiene 4 años”.

Cada una por su lado, estuvieron años buscando ayuda para salir adelante y coincidieron encontraron al Dr. Victor Hugo arce, un profesional boliviano que por experiencia propia de haber sufrido la enfermedad degenerativa de Guilliain Barré, que afecta al sistema nervioso central y produce parálisis, decidió estudiar terapia física y rehabilitarse.

“Entré en la facultad con la idea deq ue nadie pase lo que yo estaba pasando porque era insostenible, llegaban momentos muy difíciles y pensé hasta en morir”.

Arce venció a la enfermedad, posteriormente estudió biología molecular y genética y se graduó en fisioterapia y kinesiología.

Su investigación en inmunomodulación, una manera de controlar el sistema inmunológico con la aplicación de “citoquinas”, sustancias que activan en el organismo factores de crecimiento celular, le han dado excelentes resultados en sus pacientes.

Notablemente emocionada Mabel nos dice cuan agradecida está a su doctor.

“Doy gracias a Dios porque existe, amo cada minuto de mi vida y lucho por estar bien para poder cuidar a mi hijo que ya tiene 8 años. ¡Esto para mi es un milagro!”.

La investigación del Dr. Arce logró una nominación al premio Nobel de medicina en 2005.

Pero para este médico, también llamado por sus pacientes Dr. milagro, el mayor premio es poder ayudar a la gente, que en muchos caso había perdido la esperanza en la vida.

“Pienso que los premios no son iguales que la satisfacción de ver a un paciente que tenía la vida complicada y posteriormente verlo sano”.

Uno de sus mentores, el Dr. Tomás Chávez, Profesor Emérito de la Universidad Mayor de San Andrés de la ciudad de La Paz en Bolivia, quien conoció a Arce cuando era su alumno en la facultad de medicina, dice que la clave del éxito de su pupilo esta en “los resultados, los pacientes que cura, eso es lo que verdaderamente vale” afirma.