Atleta transgénero demanda a CrossFit por prohibirle competir como mujer
La atleta transgénero Chloie Jonsson está demandando a CrossFit por 2,5 millones de dólares por daños y perjuicios al no permitiéndole competir en los Juegos CrossFit como mujer.
7 marzo 2014
12:54 PM ET

Atleta transgénero demanda a CrossFit por prohibirle competir como mujer

Por Madison Park

(CNN) — Una atleta transgénero a quien le prohibieron participar en una competencia de resistencia en la rama femenina está demandando a la compañía de entrenamiento que patrocina dicha competencia, y busca recibir 2,5 millones de dólares por daños.

Chloie Johnson, una entrenadora personal, acusa a la compañía CrossFit de discriminación, imposición intencional de daño emocional y competencia injusta en una demanda presentada el jueves en Santa Cruz, California.

Mientras su abogado lo califica de un caso de discriminación en contra de las personas transgénero, el abogado de CrossFit afirma que están protegiendo la competencia.

El año pasado, Johnson quiso competir en los Juegos CrossFit, un concurso cuyo objetivo es determinar quién es el hombre y mujer en mejor estado físico.

Según la demanda, Johnson se ha identificado como mujer desde que era adolescente y es reconocida legalmente en California como tal. Se sometió a una cirugía de cambio de sexo en 2006 y ha estado en terapia de hormonas femeninas, según su demanda.

La demanda afirma que un compañero de CrossFit de Johnson le envió un correo electrónico anónimo a los organizadores de los juegos en el que preguntaba respecto a los atletas transgénero en la competencia. CrossFit estableció que los competidores en el evento debían hacerlo según el género determinado al momento de su nacimiento.

Johnson estuvo en desacuerdo con esta decisión y la disputa llegó a convertirse en una demanda.

CrossFit sostiene que Johnson nació de sexo masculino, por lo que debería competir en la rama masculina, según una carta enviada por el abogado de la compañía al abogado de Johnson. También determinó que la compañía tenía una "obligación de proteger los 'derechos' de todos los competidores y de la competencia en sí".

"El hecho fundamental e ineludible es que un competidor masculino que se haya sometido a un procedimiento de cambio de sexo todavía tiene una composición genética que le da una ventaja física y fisiológica sobre otras mujeres", según la carta del abogado de CrossFit enviada en octubre.

CNN trató de contactar a CrossFit el jueves, pero no obtuvo respuesta. CNN obtuvo la carta de parte del abogado de Johnson, Waukeen McCoy, quien criticó la decisión de la compañía.

"Johnson no tiene una ventaja sobre otras mujeres. Ella ha estado tomando estrógeno durante mucho tiempo", dijo acerca de su cliente.

La terapia de reemplazo de hormonas para las mujeres transgénero incluye un tratamiento antiandrógeno, el cual anula los efectos de la testosterona para reducir las características varoniles del cuerpo. Las terapias también pueden involucrar a las hormonas estrógeno y progesterona para feminizar el cuerpo.

Los hombres transgénero reciben las hormonas opuestas, principalmente testosterona para masculinizar sus cuerpos con características como un aumento en la masa muscular y crecimiento de vello.

McCoy dijo que CrossFit debería cambiar sus reglas para ser más como el Comité Internacional Olímpico, el cual permite que los atletas transgénero compitan en su género identificado luego de someterse a una cirugía de cambio de sexo.

"Ella es mujer", dijo McCoy acerca de Johnson. "Legalmente es mujer. Aquí hablamos de una empresa como CrossFit, que opera en California. La ley descarta que haya discriminación en base a la identidad de género".

Él dijo que Johnson busca un cambio completo en la política de la competencia.

La demanda también afirma que la política de CrossFit de tener que competir según el género de nacimiento, requeriría que los atletas transgénero revelaran sus historias personales. En esencia, ellos tendrían que "exponerse", incluso si buscaran privacidad, afirma la demanda.

Luego de su cirugía de cambio de sexo, Johnson modificó todos sus registros para que estos reflejaran su cambio al sexo femenino, entre ellos su certificado de nacimiento, según la demanda. Johnson mantuvo su historia en secreto, y no se identificó como transgénero, según la denuncia.

En un comunicado de prensa, Johnson dijo: "Si me van a forzar a exponerme, quiero que sea por el bien de todas las personas y atletas transgénero, no por las políticas discriminatorias de una compañía".

Mayra Cuevas, de CNN, contribuyó con este reportaje.

Temas: ,
Secciones: Atletismo • Deportes • Estados Unidos • Salud